Las cúpulas romanas y arcos

Escrito por meg mackenzie | Traducido por cp mérida
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Las cúpulas romanas y arcos
Muchos arcos romanos, como los del acueducto de Segovia, siguen en pie hoy en día. (the famous roman landmark image by Piter Pkruger from Fotolia.com)

Los romanos usaron cúpulas y arcos para construir enormes estructuras que son maravillosas muestras de belleza y fortaleza. Las cúpulas y los arcos romanos más tarde dieron lugar a las bóvedas de las catedrales góticas de la Edad Media, y siguen influyendo en la arquitectura de hoy. En su propio tiempo, las innovaciones de los romanos fueron avances vitales para la continua expansión de su imperio, y muchas cúpulas y arcos romanos siguen en pie para dar fe de su habilidad y visión.

Otras personas están leyendo

Invención

Antes que los romanos desarollaran la arquitectura con arcos, bóvedas y columnas en el siglo 1 A.C., el principal sistema de soporte arquitectónico fue el poste y el dintel, donde dos postes sostienen una viga tendida encima de ellos. Aunque los romanos no inventaron las cúpulas y los arcos, mejoraron su diseño y utilización tanto, que suele considerarse que son una invención romana. Fue esta maestría romana en la creación de arcos la que permitió la creación del domo: una colección de arcos unidos por el medio.

Soporte

La técnica de construcción del poste y el dintel usada por las civilizaciones anteriores era limitada, pues los postes debían colocarse con poco espacio de separación para generar el soporte necesario. Por ejemplo, en las estructuras griegas construidas con dinteles de piedra, un dintel puede soportar dos postes separados a unas 7 yardas (6,3 m). Un arco romano puede abarcar y dar soporte hasta unas 50 yardas (40,5 m), lo que permitió a los romanos construir enormes estructuras.

Composición

La arquitectura griega de poste y dintel también se veía limitada por el hecho de que se requería una gran piedra como dintel. Un beneficio del arco romano era que podía estar compuesto de pequeñas piezas de piedra o ladrillo, en lugar de una sola pieza. Las cúpulas y los arcos se sostienen mediante la presión ejercida sobre los ladrillos o piedras desde el exterior, que los empuja y mantiene unidos.

Concreto

Una clave para la fuerza de cúpulas y arcos romanos era el concreto utilizado en su construcción. Los griegos inventaron el cemento alrededor del año 200 A.C., y los romanos lo adaptaron y mejoraron al agregar lava volcánica en lugar de arcilla. Al incluir material volcánico en la mezcla, produjeron el poderoso concreto. Una capa interna de concreto las bajo cúpulas y arcos une las piezas y sirve como capa de soporte extra.

Ejemplos famosos

El Panteón, construido en el 120 D.C., es un famoso ejemplo de cúpula romana que sigue en pie. Construido por el emperador Adriano como un templo a los dioses, el Panteón es una enorme cúpula con un círculo central abierto relativamente pequeño. El Coliseo es un gran ejemplo de la utilización de arcos de medio punto. Alguna vez capaz de alojar a 55.000 personas, tristemente se ha ido destruyendo desde su culminación el 80 D.C. Sin embargo, sus ruinas todavía son un monumento al dominio romano del arco.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles