¿Cómo se cura una ampolla?

Escrito por venice kichura | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo se cura una ampolla?
Curar una ampolla. (Blister with yellow capsules image by Elzbieta Sekowska from Fotolia.com)

Otras personas están leyendo

Dejar que una ampolla se cure de manera natural

Las ampollas son sacos de fluido en la piel son el resultado de cualquier piel dañada o el frotamiento continuo (como los zapatos contra tu talón). También puede deberse a problemas médicos, incluyendo impétigo, herpes, varicela y herpes zoster. Llenas de líquido, las ampollas pueden contener sangre, que puede convertirse en pus, si se infectan. Sin embargo, la mayoría de las ampollas están repletas de un plasma claro (suero) que resulta de los glóbulos rojos después de que finaliza la coagulación.

Puedes dejar que una ampolla sane de manera natural o intentar acelerar el proceso para tratarla. En algunos casos, es mejor dejar que la ampolla sane por sí misma sin intervención médica.

Limpiar y remojar la ampolla

Sólo porque decidas dejar que una ampolla sane de manera natural no significa que no tengas que hacer nada. Primero, limpia el exterior de la zona afectada, incluyendo alrededor de la piel. Remoja la ampolla en una solución de agua tibia, añadiendo un poco de sal. Las soluciones de vinagre y ajo también son buenos agentes de limpieza.

Proteger la ampolla

Si fracasas en salvaguardar tu ampolla, el proceso de curación puede retrasarse o peor aún, infectarse. Por ejemplo, si tu ampolla está en el pie, no uses zapatos apretados. En su lugar, usa sandalias. Pero si tienes que usar zapatos y calcetines, aplica un vendaje flojo, que tendrás que cambiar diariamente. Asegúrate de que no se rompa la piel. Por otro lado, si las ampollas son el resultado de la varicela o herpes zoster, usa ropa suelta.

Estar atento a la nueva piel

Como el cuerpo trabaja para reabsorber el líquido dentro de la ampolla, la nueva piel comienza a aparecer debajo de la ampolla. El proceso pasa a su propio ritmo. Después de que se cure la piel subyacente, la ampolla se descompone de manera natural.

Mantener intacta la ampolla

Aunque la piel intacta que encierra una ampolla actúa como una barrera protectora de la pared, aún debes intentar mantener la ampolla en una sola pieza. No la fuerces para abrirla apretándola, deja que explote por cuenta propia.

Evitar la infección

Limpia la ampolla periódicamente con alcohol, usando algodón suave. Nuevamente, haciendo que se rompa de manera prematura, corres el riesgo de tener una infección.

Utilizar geles

Para reducir el dolor, aplica geles suaves y pomada antibiótica cubierta con una tira de calibre. Aunque la mayoría de las ampollas sana de manera natural, a veces pueden ser tan dolorosas que necesitas analgésicos para controlar el malestar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles