¿Cuál es la cura para la hepatitis B?

Escrito por j.d. wollf | Traducido por valeria d'ambrosio
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cuál es la cura para la hepatitis B?
Una vacuna puede protegerte contra la hepatitis B. (Paul Tearle/Stockbyte/Getty Images)

La palabra "hepatitis" hace referencia a la inflamación del hígado y se usa para describir varias complicaciones en este órgano, pero la hepatitis B es una de las formas más conocidas de esta enfermedad. Si padeces hepatitis B crónica, o esto le ocurre a alguien de tu entorno, es posible que te preguntes si existe una cura para esta enfermedad. Debido a que la hepatitis B crónica es una enfermedad viral, no hay modo de librarse de ella, pero existen formas de reducir la cantidad de virus en el organismo.

Otras personas están leyendo

Identificación

La hepatitis B es un virus que ataca al hígado, provoca su inflamación y dificulta su funcionamiento normal al procesar los productos de desecho del organismo. La mayoría de las personas que se contagian de hepatitis B tendrán lo que se denomina una infección aguda de origen viral, que desaparecerá por sí sola luego de un período de unos días o semanas. Sin embargo, algunas personas desarrollan una infección crónica que no desaparece (se considera hepatitis B crónica una infección que dura más de seis meses). Estas personas están en riesgo de padecer complicaciones graves.

Transmisión

La hepatitis B se puede contagiar de varias maneras. Entres ellas se incluyen el contacto sexual sin protección con una persona infectada (la hepatitis B se puede contagiar a través de la sangre, el semen, las secreciones vaginales y la saliva) y el uso de agujas intravenosas junto a una persona que padece la enfermedad. Los trabajadores de la salud también están en riesgo de contraer la infección si trabajan con agujas. La hepatitis B también puede contagiarse de madre a hijo, aunque los infantes reducen enormemente las posibilidades de contraer la enfermedad si reciben la inmunoglobulina de la hepatitis B y la vacuna al momento del parto. La hepatitis B no se contagia por contactos casuales, como abrazos o apretones de manos o a través del agua, como compartir un baño o piscina.

Síntomas y complicaciones

Los síntomas de la hepatitis B en realidad son muy leves; en caso moderadamente leves es probable que nunca detectes los síntomas o los confundas con una gripe estomacal. Entre los síntomas de la hepatitis B se encuentran la orina oscura, el dolor abdominal (especialmente cerca del hígado), la debilidad, el cansancio, el dolor en las articulaciones, el dolor gastrointestinal y la ictericia. Estos síntomas suelen aparecer dentro de las 12 semanas posteriores a la exposición. Las complicaciones de una hepatitis B crónica sin tratar son más aterradoras: los pacientes pueden desarrollar cirrosis (la cicatrización del tejido hepático), que los pone en riesgo de padecer una insuficiencia o desarrollar cáncer. Además, podrían contraer hepatitis D, un virus que agrava los efectos de la hepatitis B. La hepatitis D se transmite de la misma forma que la B.

Tratamiento

Por desgracia, debido a que la hepatitis es un virus, no hay forma de "curarla". En el caso de una infección aguda, las defensas inmunológicas del organismo son capaces de erradicar el virus de la hepatitis B. Si la enfermedad se vuelve crónica, será cuestión de controlar la enfermedad en lugar de eliminarla. Los medicamentos antivirales pueden ayudar a evitar que la hepatitis B ataque aún más tu organismo, aunque una vez que dejes el tratamiento los síntomas pueden agravarse de manera significativa y algunos medicamentos antivirales eventualmente producen una cepa resistente a la hepatitis B. En algunos casos, el trasplante de hígado es inevitable.

Vacuna

Vacunándote puedes prevenir la transmisión de la hepatitis B. Esta vacuna se administra a los infantes y a menudo a los adolescentes en dos dosis. Si no te has vacunado contra durante la adolescencia, es buena idea hacerlo ahora: brinda un 90% de protección contra la hepatitis B y dura unos 23 años, lo que significa que no deberás preocuparte por nuevas dosis durante un largo tiempo. Entre otras formas de prevenir la hepatitis B se incluyen: usar protección durante el sexo, evitar el intercambio de agujas y ser sumamente cuidadoso al viajar al extranjero, en algunos lugares la hepatitis B es endémica.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles