Cura para el síndrome de intestino permeable

Escrito por dana severson | Traducido por verónica sánchez fang
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cura para el síndrome de intestino permeable
El tracto intestinal se vuelve más poroso y permiten que las toxinas impregnen el cuerpo. (Pixland/Pixland/Getty Images)

Si bien no se escucha a muchos médicos tradicionales diagnosticando a una persona con síndrome de intestino permeable, hay una creencia cada vez mayor que esta enfermedad ambiental es una condición legítima. A menudo se denomina simplemente permeabilidad intestinal, el tracto intestinal se vuelve esencialmente más poroso de lo normal, permitiendo que las toxinas sean evacuadas por lo general fuera del sistema a través de las heces para impregnar el cuerpo. Sin embargo, no tienes que vivir con los efectos de este problema, que incluye calambres, estreñimiento, diarrea, gases, cambios de humor y falta de aire, ya que hay una serie de pasos que puedes poner seguir para curar la enfermedad.

Otras personas están leyendo

Dieta

Si crees que estás sufriendo de síndrome de intestino permeable, trata de cambiar tu dieta. Esto es a menudo una de las curas más eficaces para la permeabilidad intestinal. Comienza aumentando la cantidad de fibra que comes cada día, por ejemplo verduras, frutas y granos enteros. Los guisantes, lentejas y otras legumbres son buenas fuentes de fibra, pero también se puede obtener este material formador de masa de las frambuesas, peras, manzanas, cebada, avena, alcachofas, brócoli y almendras.

Pero no se trata simplemente de una dieta más sana, más equilibrada, aunque sigue siendo importante, hay que evitar ciertas sustancias que durante mucho tiempo han sido consideradas "alimentos problemáticos". La cafeína y el alcohol son dos de los mayores culpables de empeorar esta condición, por lo que limita (si no puedes evitar) el consumo de este tipo de alimentos y bebidas. Sin embargo, es posible que también tengas que restringir tu consumo de alimentos picantes, especialmente al inicio del tratamiento, ya que estos productos pueden causar algunos problemas en las personas.

También es importante mantenerse alejado de los alimentos hechos con aditivos y conservadores, tales como las comidas para llevar o congeladas, sopas enlatadas, galletas, cereales y otros productos altamente procesados​​. E inclinarse más hacia los productos orgánicos, ya que los pesticidas pueden plantear otro problema para las personas con síndrome de intestino permeable.

Suplementos

Otra faceta del tratamiento de la permeabilidad intestinal está complementar tu dieta con ciertas vitaminas y minerales, así como hierbas y extractos. La vitamina A y el zinc son dos nutrientes clave en el tratamiento del síndrome de intestino permeable, ya que ambas sustancias pueden dar lugar a un tracto gastrointestinal saludable. También debes aumentar la ingesta del aminoácido glutamina, ya que puede aumentar la salud de las células en el intestino y disminuir el nivel de permeabilidad, así como encontrar un suplemento que contenga glucosamina y la cisteína (NAC).

Las hierbas también se cree que ayudan a la permeabilidad de tu tracto digestivo, por lo que incorpora ciertos beneficios botánicos, como olmo, aloe, cardo mariano y regaliz. Cada producto tiene un efecto positivo en el revestimiento de los intestinos y se cree que contrarrestan el daño celular a los intestinos.

Medicamentos

También es importante limitar el consumo de ciertos medicamentos de venta libre, especialmente medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINES por sus siglas en inglés), como ibuprofeno, naproxeno y paracetamol. Sin embargo, los antiácidos y calmantes para el dolor, como la aspirina, pueden generar un problema en tu tracto digestivo, así que trata de evitar estos productos siempre que te sea posible.

Estrés

Otro causante del síndrome de intestino permeable es el estrés, ya que el tracto digestivo generalmente responde con dureza a este estado altamente emocional. Para tratar mejor tu condición, practica técnicas de reducción de estrés, como la meditación y la respiración enfocada, así como el ejercicio, yoga, e incluso la terapia de masaje. Todas estas técnicas te pueden ayudar a recorrer un largo camino en el tratamiento de este trastorno digestivo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles