Curación después de una hemorroidectomía

Escrito por molly land | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Curación después de una hemorroidectomía
(Creatas Images/Creatas/Getty Images)

Las hemorroides son venas hinchadas dentro del recto, que pueden causar sangrado y dolor. Una hemorroidectomía es una cirugía para extirpar las hemorroides. Es una cirugía de rutina con un bajo riesgo de complicaciones graves. Tu cirugía debe curarse a las dos o tres semanas.

Otras personas están leyendo

Dolor

Podrías experimentar dolor hasta dos semanas después de la cirugía. Tu médico puede proporcionarle medicamentos recetados o puedes utilizar ibuprofeno o acetaminofeno como lo indique tu médico. También te recetará un ablandador de heces para que tus deposiciones sean menos dolorosas. Según la Ohio State University Medical Center, es mejor sentarse en cojines mullidos en lugar de sobre un anillo inflable para hacer menos dolorosa la sesión.

Incisión

Podrías notar hinchazón alrededor de la incisión o sangrado con tus deposiciones. Según el University of Hawaii Medical Center, esto es normal durante el primer par de semanas después de la hemorroidectomía. Para aliviar la hinchazón y las molestias alrededor de la incisión, siéntate en agua caliente durante al menos diez minutos tres veces al día y después de tus deposiciones. Límpiate con toallitas húmedas y coloca una bola de algodón seca o gasa sobre la apertura de tu recto para ayudar a mantener seca la incisión.

Deposiciones

Come una dieta alta en fibra para prevenir el estreñimiento mientras te estés curando. Además de los ablandadores de heces, el médico puede recomendar Citrucel o Metamucil para que lo tomes todos los días. Bebe de seis a ocho vasos de agua cada día. Evita el esfuerzo al defecar y no te sientes en el inodoro durante períodos prolongados ya que esto ejerce una presión sobre el recto.

Actividades de resumen

Reanuda tus actividades diarias normales de manera gradual pero no fuerces ni levantes objetos pesados durante al menos dos semanas o hasta que tu incisión haya cicatrizado completamente. Sigue una dieta de alto contenido en fibra y bebe mucha agua diariamente para prevenir una recurrencia de tus hemorroides. No pospongas tus defecaciones y no hagas esfuerzo ya que ejerce una presión sobre las venas en el recto.

Asistencia médica

Tu médico programará un seguimiento de la visita pocas semanas después de tu cirugía para revisar el progreso de tu cicatrización. Si experimentas un sangrado severo, una incapacidad para orinar o defecar, o si desarrollas fiebre, llama a tu médico inmediatamente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles