Cómo curar un absceso bajo una axila con sales de Epsom

Escrito por carole ellis | Traducido por ana maría guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo curar un absceso bajo una axila con sales de Epsom
Cómo curar un absceso bajo una axila con sales de Epsom. (Pixland/Pixland/Getty Images)

Los abscesos son grupos de pus que indican la presencia de una infección. Si tienes un absceso, lo sabrás porque es probable que esté hinchado, duela y tenga un aspecto amarillento debido al pus. Tienes que consultar a tu médico, ya que pueden ser un indicativo de varias infecciones bacterianas y otros problemas de la salud. Una vez hayas resuelto la pregunta de por qué tienes el absceso, sin embargo, definitivamente querrás deshacerte de él. Si el absceso está ubicado por debajo de tu brazo, entonces tendrás un poco de dificultades con muchos métodos populares, ya que a esta área es difícil de llegar. Afortunadamente, puedes tratar este absceso con sales de Epsom, que sacarán las bacterias a través de la piel y pueden permitirte reducir su tamaño sin tener que punzarlo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 1/2 taza de sales de Epsom
  • Agua caliente
  • Un cubo de plástico
  • Un paño
  • Toalla para las manos
  • Una venda elástica

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Llena el cubo con agua caliente. El cubo de plástico puede ser uno de pie o uno más grande, si quieres; es solo para mezclar. El agua tiene que estar caliente, pero no tanto porque quemará tu piel. Una vez hayas llenado el cubo de plástico, añade media taza de sales de Epsom. Revuelve el agua y las sales con tu mano hasta que estas se hayan disuelto.

  2. 2

    Empapa el paño con la mezcla de agua y sales de Epsom. Tiene que estar completamente saturado.

  3. 3

    Mantén el paño empapado en tu absceso. Usa la toalla para manos para prevenir un desorden al colocar el paño en la parte superior de la toalla, después mantén todo el paquete debajo de tu brazo.

  4. 4

    Une el paño con la toalla de manos. Si no puedes mantener el tratamiento en su lugar por 10 o 15 minutos, entonces usa una venda elástica para asegurar firmemente el cataplasma a tu axila. Solo envuelve la venda alrededor del paño y de la toalla de manos varias veces y después asegúrala con los pines de metal que vienen con este tipo de vendas. Creará un "paquete" voluminoso que evitará que bajes tu brazo completamente. Deja el tratamiento ahí por 10 a 15 minutos.

  5. 5

    Repite el tratamiento hasta cuatro veces cada día. Cada vez puedes dejar el paño empapado por unos 15 minutos.

Consejos y advertencias

  • Si notas unas rayas rojas alrededor del absceso entonces no deberías tratarlo con agua caliente o con sales de Epsom.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles