Salud

Cómo curar una ampolla en un diabético

Escrito por eddie wright | Traducido por mayra cabrera
Cómo curar una ampolla en un diabético

Los diabéticos deben ser muy cuidadosos cuando padecen de alguna condición de su piel.

Hasta un tercio de las personas con diabetes tienen un problema de la piel causado o afectado por su enfermedad, según la Asociación Americana de Diabetes. Algunos trastornos que afectan a los diabéticos pueden afectar a cualquier persona, pero los diabéticos pueden adquirirlos más fácilmente y puede dificultarles más el tratarlos. Algunos trastornos son el resultado directo de la condición, tales como las ampollas diabéticas. Las ampollas diabéticas, también conocidas como, Bullosis diabeticorum son raras pero pueden ocurrir en los dedos, manos, pies, piernas y brazos de un diabético. Por lo general son inofensivas, sin dolor y se curan por sí mismas en tres semanas más o menos. El A.D.A. dice que el único tratamiento para las ampollas diabéticas es mantener los niveles de azúcar en sangre bajo control. Si un diabético experimenta ampollas más comunes como las ampollas de agua producidas al caminar con zapatos que lastiman al andar o ampollas de sangre como resultado de machucarse un dedo con una puerta, hay algunos pasos que se pueden tomar para ayudar al proceso de curación. Las ampollas en los pies son muy importantes de cuidar debido a que la circulación a los pies es una preocupación en todos los diabéticos. Cualquier condición de la piel, incluyendo las ampollas, debe ser atendida de inmediato para evitar la infección, especialmente si tienes diabetes, ya que el proceso de curación puede tomar el doble de tiempo para un diabético.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Jabón suave
  • Agua
  • Alcohol
  • Aguja
  • Ungüento
  • Venda

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lava cuidadosamente la ampolla con jabón suave y agua tibia. Seca con golpecitos suaves. Ten cuidado de no agitar o romperla

  2. 2

    Desinfecta la aguja al frotarla con alcohol.

  3. 3

    Suavemente perfora la ampolla con la aguja. Coloca la aguja plana sobre la piel, deslízala en la parte inferior de la ampolla y cuidadosamente presiona el líquido hacia afuera. No rompas la parte superior de la ampolla; no querrás que la ampolla quede expuesta.

  4. 4

    Aplica ungüento a la ampolla.

  5. 5

    Cubre la ampolla con un vendaje estéril y suelto.

Consejos y advertencias

  • La ADA recomienda que siempre debes utilizar zapatos que ajusten perfectamente. No necesitas hormarlos, sino que deben ajustarse cómodamente desde la primera vez.
  • Si la ampolla se vuelve roja, supura o huele mal, consulta a un médico inmediatamente, ya que esto podría ser un signo de una infección.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media