DESCUBRIR
×
Loading ...

Cómo curar las cacerolas de aluminio

Actualizado 21 febrero, 2017

Para evitarte futuras dificultades de tener que cocinar con una cacerola vieja de aluminio, que ha visto días mejores, debes cuidar de la misma desde el principio. Una buena forma de hacerlo es curar (o curtir, como se le llama en ocasiones) la cacerola de aluminio inmediatamente después de comprarla. Esto hará que se adhieran menos alimentos y si esto sucede, la podrás conservar más tiempo como nueva.

Instrucciones

Zedcor Wholly Owned/PhotoObjects.net/Getty Images
  1. Lava la cacerola de aluminio con un paño suave y húmedo antes de comenzar a cocinar con ella. Usa agua caliente jabonosa, pero no empapes la cacerola con agua. No la laves nunca en el lavavajillas ya que la estropearás. Tampoco debes lavarla con otro elemento que no sea un paño suave.

    Loading ...
  2. Seca bien la cacerola de aluminio con una toalla suave.

  3. Usa aceite vegetal para cubrir la cacerola. Aplícalo con una toalla de papel para asegurarte de cubrir toda la superficie.

  4. Coloca la cacerola de aluminio, aún cubierta con aceite dentro del horno durante dos horas, a una temperatura de 250 grados Fahrenheit (121 grados C). Mantente cerca de la cocina mientras el horno está encendido.

  5. Espera que la cacerola de aluminio esté a temperatura ambiente, después de las dos horas, límpiala con un paño suave y húmedo.

Loading ...

Consejos

  • Si notas que los alimentos comienzan a adherirse a la cacerola después de un tiempo debes curarla nuevamente.

Advertencias

  • Nunca laves la cacerola de aluminio en el lavavajillas con algo más áspero que un paño.

Necesitarás

  • Cacerola de aluminio
  • Horno
  • Aceite vegetal
  • Jabón
  • Trapos
  • Toalla
Loading ...