Cómo curar los cristales del oído interno

Escrito por lisa dorward Google
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo curar los cristales del oído interno
(Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images)

Los cristales del oído (otolitos u otoconia) son pequeños cristales de carbonato cálcico incrustados en la membrana gelatinosa otolítica del oído interno. Los órganos otolíticos (el utrículo y el sáculo) son los que te permiten distinguir las distintas direcciones espaciales incluso cuando tienes los ojos cerrados. Si una o más otoconias escapan de la membrana otolítica hacia el fluido del oído interno y estimulan el canal semicircular, el resultado puede ser una sensación de vértigo rotacional llamada Vértigo Posicional Paroxismal Benigno (BPPV, por sus iniciales en inglés).

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Pídele a tu doctor que te haga la prueba Dix-Hallpike. Debes recostarte sobre tu espalda con la cabeza a 45º hacia un lado y 20º hacia atrás. Si el médico ve que se produce un movimiento ocular repentino (los ojos saltan y giran en las órbitas), el test habrá resultado positivo para BPPV. A continuación, es probable que solicite análisis de laboratorio (una ENG, electronistagmografía, entre otros) para descartar cualquier afección médica más grave.

  2. 2

    Algunos expertos afirman que el BPPV ocasionado por la otoconia puede curarse solo al cabo de uno o dos meses, pues la otoconia puede ser reabsorbida por las "células oscuras" del laberinto del oído interno. Si decides esperar a que pase esto, modifica tu comportamiento para evitar las situaciones que podrían causarte mareo y vértigo. Duerme elevado sobre dos o más almohadas, evita inclinarte y otras acciones que puedan desencadenar los síntomas.

  3. 3

    Si decides seguir un tratamiento, una opción es la Maniobra Semont. La realiza un médico o un kinesiólogo y lleva cerca de quince minutos. Estando acostado, te mueven de un lado al otro rápidamente y te acomodan en distintas posiciones. Se ha demostrado una efectividad del 90% después de cuatro sesiones.

  4. 4

    Otro tratamiento es la Maniobra Epley (inventada por el Dr. John Epley). Estando acostado, el médico gira tu cabeza en cuatro direcciones distintas de forma secuencial durante 30 segundos cada una. Este tratamiento tiene una efectividad del 80%, con un porcentaje de recurrencia del 30% dentro del año siguiente al tratamiento.

  5. 5

    La Maniobra Gans (inventada por el Dr. R. Gans) es otro tratamiento; se usa con menos frecuencia que la Semont o la Epley y es un híbrido de ambas. No hay suficiente documentación sobre este tratamiento como para establecer un porcentaje de eficacia.

  6. 6

    Después del tratamiento, espera en la oficina del médico durante diez minutos antes de que te lleven a casa. Duerme con la cabeza inclinada hacia atrás en ángulo de 45º la noche siguiente al tratamiento. Trata de mantener la cabeza vertical la mayor parte del tiempo durante el día siguiente al tratamiento.

Consejos y advertencias

  • Si tu médico no está familiarizado con los tratamientos para el BPPV, puedes ponerte en contacto con la Asociación de Desórdenes Vestibulares (VEDA, por sus iniciales en inglés) para que te recomienden a alguien (ve la Referencia 2).
  • En los menores de 50 años, la causa más común de BPPV es un traumatismo en la cabeza, así que es importante ir a un médico y hacerse examinar para detectar cualquier daño serio en el oído o la cabeza.
  • No intentes llevar a cabo los tratamientos sin la guía de un médico. Es posible que se produzca una compresión de las arterias vertebrales, lo que produce síntomas como debilidad, entumecimiento, cambios visuales y, en algunos casos, puede producirse una apoplejía.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles