Cómo curar la enfermedad periodontal

Escrito por wirnani garner | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo curar la enfermedad periodontal
(Creative Commons License, by: drjean, copyright: February 2007, Creative Commons License, by: the melody censor, copyright: January 2007, Creative Commons License, by: sadalit, copyright: March 2008, Creative Commons License, by: daveschapell, copyright: March 2007, Creative Commons License, by: Alastair Nicol, copyright: July 2008)

La enfermedad periodontal es una forma avanzada de la inflamación de la encía llamada gingivitis. Nuestra boca contiene una gran cantidad de bacterias que reaccionan con los componentes de los alimentos, como el azúcar o el almidón, para formar una película pegajosa e incolora en los dientes llamada placa. Cepillarse los dientes o usar hilo dental puede eliminar esta placa, pero si no, puede endurecerse y convertirse en sarro, que es un lugar ideal donde las bacterias pueden reproducirse y vivir. Estas bacterias irritan e inflaman las encías por debajo de los dientes, causando la gingivitis. Y cuando la gingivitis avanza, las bacterias penetran hasta que llegan a las bolsas más profundas donde se encuentran las capas de tejido y el hueso (la membrana periodontal que sostiene los dientes en su lugar), causando la enfermedad periodontal que puede conducir a la pérdida de los dientes.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Medicamentos dentales
  • Cepillo de dientes
  • Pasta dental con fluor
  • Hilo dental
  • Enjuague bucal antibacteriano

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Comienza con una terapia no invasiva para eliminar el sarro. El raspado de la encía es generalmente el tratamiento inicial recomendado para las etapas tempranas de la enfermedad periodontal, sobre todo en las encías afectadas con una retracción de 5 milímetros o menos. Este procedimiento implica el uso de instrumentos odontológicos o aparatos de ultrasonidos para el raspado de las placas y el sarro alrededor de la superficie de tus dientes y por debajo del borde de la encía, incluyendo la zona inferior de las bolsas de la encía afectada.

    Cómo curar la enfermedad periodontal
  2. 2

    Permite que un profesional lleve a cabo el procedimiento de alisado radicular para limpiar aún más la encía y los dientes afectados. El alisado radicular es un complemento del raspado. Después de que el dentista raspa la placa y el sarro de tus dientes, continúa con una limpieza a fondo del área (el alisado radicular), con el cual lima las asperezas de los dientes de donde la placa y el sarro fueron eliminados, para luego raspar un poco más y erradicar las bacterias, además de promover la regeneración de las encías afectadas.

  3. 3

    Usa medicamentos efectivos para controlar las infecciones bacterianas. Tu dentista o periodoncista te puede recomendar o aplicar algunos medicamentos dentales durante y después de los procedimientos no quirúrgicos. Durante el raspado y alisado radicular mandan a tomar una enzima inhibidora que contiene doxiciclina en dosis bajas para ayudar a controlar la respuesta de las enzimas del cuerpo, previniendo así que enzimas dañinas afecten los tejidos de las encías en el transcurso del procedimiento. Los medicamentos colocados en las bolsas de las encías afectadas también se utilizan para controlar el crecimiento de bacterias y reducir al mínimo el tamaño de las áreas afectadas. Estos medicamentos incluyen micro-esferas antibióticas que contienen minociclina, chips antisépticos con clorhexidina y un gel antibiótico que contiene doxiciclina.

    Cómo curar la enfermedad periodontal
  4. 4

    Consulta a tu dentista o periodoncista para saber si eres candidato para una cirugía de colgajo. Los procedimientos quirúrgicos se recomiendan para enfermedades periodontales que no responden a terapias no invasivas, así como para los casos graves de periodoncia en encías dañadas retraídas más de 5 milímetros. Aplicando anestesia local, la reducción de la bolsa o cirugía de colgajo consiste en una incisión en las encías afectadas para exponer las raíces más profundas, lo que permite un raspado y alisado más eficaz en esa zona. En casos severos, el cambio del contorno de los huesos también se puede hacer para ayudar a corregir el daño.

  5. 5

    Investiga si puede ser aplicado a tu dentadura un procedimiento llamado injerto de tejido blando para tratar la enfermedad periodontal. Cuando los bordes de la encía se ven muy afectados por esta enfermedad, se retraen a un punto en el que los dientes parecen más largos de lo normal, exponiendo las raíces más profundas, lo que puede conducir a un daño más grave si no es tratado. El injerto de tejido blando se hace tomando una cierta porción de tu paladar sano y colocándola en el área afectada para reparar los tejidos de la encía desfigurados por la enfermedad. Este procedimiento corrige más profundamente la retracción de los bordes de la encía y protege de la caries las raíces de la misma. Además, mejora la apariencia de tus dientes afectados, haciéndolos lucir mucho mejor de como lucían antes de la cirugía.

    Cómo curar la enfermedad periodontal
  6. 6

    Visita tu dentista o periodoncista y programa el injerto óseo asociado con la regeneración tisular guiada. El injerto óseo se aplica para corregir los casos en los que la enfermedad periodontal haya dañado gravemente los huesos que rodean las raíces de los dientes. El hueso utilizado para el injerto puede provenir de un pequeño trozo de tu propio hueso, o a partir de un donante o estar hecho de un material sintético. Este procedimiento evita la pérdida de dientes manteniéndolos en su lugar, además de promover el crecimiento del hueso recién injertado. Después de que el nuevo hueso esté en su lugar, un tejido similar a una malla se coloca entre él y el diente (regeneración tisular guiada). Estas piezas de tejido biocompatible evitan el crecimiento no deseado de la encía alrededor del área sanada, permitiendo que el hueso injertado y los tejidos conectivos vuelvan a reproducirse.

  7. 7

    Para mejorar aún más la condición de tu encía y tus dientes, aplica ciertos cuidados en casa. Una buena higiene oral es muy recomendable para las personas con enfermedad periodontal. Cepillarse los dientes con una pasta dental con fluor dos veces al día te ayudará a eliminar la formación de placa; usar el hilo dental te ayudará a eliminar la placa que se forma entre los dientes y donde las cerdas del cepillo dental no llegan. El enjuague bucal antimicrobiano que contiene clorhexidina es muy potente, siendo normalmente prescrito por los dentistas y periodoncistas. Este tipo de enjuague bucal ayuda a controlar el crecimiento bacteriano, lo cual es beneficioso en el tratamiento de la gingivitis. Es excelente también como tratamiento para personas que hayan sido sometidas a una cirugía periodontal.

    Cómo curar la enfermedad periodontal

Consejos y advertencias

  • Mantén una dieta saludable para prevenir la enfermedad periodontal. Limita tu consumo de dulces, y si los consumes, recuerda cepillarte y usar hilo dental para prevenir la formación de placas.
  • Elige el tipo correcto de cepillo dental. Prefiere los de cerdas suaves para no dañar las encías al cepillarte. Asegúrate de reemplazar tu cepillo cada 3 meses.
  • Toma vitamina C y calcio para mantener la encía y los dientes sanos. Los alimentos ricos en vitamina C, incluyendo las frutas como la naranja, el kiwi, el melón o las bayas y las verduras, como el brócoli o las espinacas, son excelentes agentes para mantener tus encías saludables. Por otro lado, el calcio es esencial para mantener sanos los dientes.
  • Visita tu dentista tan frecuentemente como te sea posible para efectuar chequeos y limpiezas regulares.
  • El enjuague bucal debe ser utilizado de acuerdo con las instrucciones de tu dentista o periodoncista. Si hay efectos secundarios, informa al dentista. Ejemplos de posibles efectos secundarios son las manchas o decoloración de los dientes o alrededor del área que fue operada o reparada, irritación o entumecimiento alrededor de la boca incluyendo la lengua, notable hinchazón de las glándulas en el lado del cuello o la cara, formación de úlceras en la boca, disfunción de la sensibilidad del sentido del gusto (disgeusia) y aumento de la sensibilidad de los dientes sanos y afectados.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles