¿Se puede curar la etapa final de la enfermedad renal?

Escrito por sandi busch Google | Traducido por irene cudich
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Se puede curar la etapa final de la enfermedad renal?
Existen pocos tratamientos para este mal, y no hay curas certeras, de manera que resulta crítico diagnosticar la enfermedad renal lo antes posible. (Jochen Sands/Digital Vision/Getty Images)

Cuando los riñones han dejado de funcionar permanentemente debido a una enfermedad o trauma, se lo denomina etapa final de la enfermedad renal. Existen pocos tratamientos para este mal, y no hay curas certeras, de manera que resulta crítico diagnosticar la enfermedad renal lo antes posible y hacer un tratamiento para evitar la insuficiencia renal.

Otras personas están leyendo

Definición

Los riñones filtran la sangre para eliminar residuos y el exceso de líquido. También regulan la presión sanguínea y producen las hormonas responsables de estimular la producción de glóbulos rojos y de mantener un equilibrio normal de calcio para los huesos. Por lo tanto, la insuficiencia renal tiene resultados catastróficos. Hay dos tipos de insuficiencia renal: aguda y crónica.

Insuficiencia renal

La insuficiencia renal aguda sucede de repente, más comúnmente como resultado de un infarto, pérdida de sangre, bloqueo del tracto urinario, inflamación o infección. La insuficiencia renal crónica se produce cuando las enfermedades dañan el riñón y pierde la función propia durante un período más prolongado. Las causas principales de la falla renal crónica son la diabetes y la hipertensión. De hecho, la diabetes es la causa principal de la etapa final de la enfermedad renal. Otras causas incluyen trastornos heredados, inflamación, lupus y una prolongada infección en el tracto urinario. La insuficiencia renal aguda puede curarse, mientras que la crónica tiene muchas posibilidades de progresar hacia una etapa final de la enfermedad renal.

Etapa final de la enfermedad renal

Cuando tus riñones se han dañado tanto que ya no pueden funcionar, han alcanzado la etapa final de la enfermedad renal. A estas alturas, una opción de tratamiento es la diálisis. La segunda opción es un transplante de riñón. Aunque estos tratamientos pueden reemplazar las funciones de los riñones, la etapa final de la enfermedad renal puede derivar en otros problemas de salud como la anemia, la hipertensión y la enfermedad ósea.

Diálisis

La diálisis utiliza medios artificiales para deshacerse transitoriamente de los productos residuales y mantener el equilibrio adecuado de los elementos químicos. Los dos tipos de diálisis son hemodiálisis y diálisis peritoneal. Esta última usa un tubo implantado quirúrgicamente para introducir el líquido en el abdomen que absorbe los residuos y luego lo drena. La hemodiálisis usa un catéter intravenoso conectado con una máquina que drena sangre, remueve residuos y luego hace regresar la sangre al cuerpo. La diálisis te permite vivir más tiempo, pero no es una cura para la etapa final de la enfermedad del riñón.

Transplante de riñón

Lo más cercano a una cura para la etapa final de la insuficiencia renal es un transplante de riñón, que es cuando se reemplaza quirúrgicamente el riñón enfermo por uno de un donante. Basta con un riñón donado sano para reemplazar dos riñones enfermos, permitiéndole a quien lo recibe volver a tener una vida sana y a retomar sus actividades normales. Una enorme contra de los transplantes de riñón es que hay muy pocas personas que lo donan. Si consigues transplantarte uno, está el riesgo de que tu cuerpo lo rechace, así que tendrás que continuar con medicación para suprimir tu sistema inmune. Incluso con la medicación, puede haber rechazo. La medicación en sí también tiene efectos adversos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles