Cómo curar y evitar las migrañas

Escrito por nick redfern Google | Traducido por gabriela nungaray
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

La cabeza del infierno

Cómo curar y evitar las migrañas
El cerebro revienta. (Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images)

"Si un hombre se sienta a pensar, se le pregunta inmediatamente si tiene dolor de cabeza".

— Ralph Waldo Emerson

En algún momento a todos nos dan dolores de cabeza. Y de vez en cuando todos nos sentimos mal. A veces es muy adverso. Pero, cuando se llega a ese punto, tal vez no es solo un dolor de cabeza, después de todo. Tal vez tienes nada menos que una migraña en toda regla. ¿Qué significa eso exactamente? Bueno, esa es una pregunta muy buena. Una gran cantidad de malentendidos rodean la cuestión de la migraña vs. dolor de cabeza. Y aún más confusión rodea la cuestión de qué hacer para prevenir las migrañas o disminuir sus efectos cuando se vienen de la nada. He aquí nuestros mejores consejos para combatir esos momentos de dolores cerebrales que nadie quiere experimentar pero, por desgracia, muchos lo hacen.

¿Qué es la migraña?

Cómo curar y evitar las migrañas
Rumbo al problema. (Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images)

Antes de que puedas comenzar a entender cómo prevenir, reducir o posiblemente a curar una migraña, lo más importante de todo es entender lo que es. Pero para hacer eso, tenemos primero que ver qué no lo es: un dolor de cabeza normal. El exceso de alcohol en la noche del viernes, que no hay agua suficiente en tu dieta y el azúcar bajo en la sangre, pueden provocar dolores de cabeza y muy intensos, también. Sin embargo, estos generalmente se pueden disminuir o curar con relativa rapidez con una comida sólida, con un vaso de agua entre pintas de cerveza o tragos de vodka y con reposo. Si sólo fuera así de simple con las migrañas. Lamentablemente, no es así.

Contrariamente a lo que mucha gente supone, las migrañas no son causadas ​​por el propio cerebro que es sensible a la luz, calor, alcohol, comida o cualquier otra cosa que pueda surgir en la mente. De hecho, la mayor ironía de todo esto es que el tejido cerebral no es sensible al dolor. En cambio, son ciertas áreas del cerebro las que causan todos los problemas, incluyendo los ojos, los senos, los músculos y arterias. Estas son las principales zonas conflictivas donde los problemas suelen comenzar. Y cuando lo hacen, eliminarlos no es la cosa más fácil del mundo.

Si bien se podría pensar que el tener un dolor de cabeza descomunal durante un par de horas es bastante malo, ¿qué tal si durase un par de días? A esto se añade una dosis severa de náuseas, vómitos, y extrañas distorsiones visuales, incluyendo misteriosos resplandores en torno a las personas y objetos y tienes un caso clásico de la migraña en tus manos. O en tu cabeza.

Desencadenar una ataque

Por lo tanto, es bastante claro para ti que después de un episodio o varios, y tal vez después de un cuidadoso diagnóstico de tu médico de cabecera también, lamentablemente, has sido víctima de las migrañas. Sin embargo, a pesar de que ahora sabemos que las áreas que rodean el cerebro son las causas potenciales detrás de los ataques, varias cuestiones muy importantes todavía permanecen: ¿Cuáles son los efectos reales de activación que se dieron en primer lugar? ¿Cómo se pueden detener? ¿Pueden incluso ser detenidos, o sólo tienes que esperar? Bueno, eso depende mucho de la persona: la edad, el sexo y la genética pueden ser todos factores significativos.

Es un hecho desafortunado de la vida que más del sesenta por ciento de los pacientes con migraña tienen un pariente consanguíneo cercano que también sufre de éstos eventos tan debilitantes. En otras palabras, las migrañas pueden ser genéticas. Hay otras tendencias también. Estados profundos y duraderos de la depresión se han asociado con la aparición de migraña. La ansiedad, de menor a crónica es también un factor fuertemente sospechado. De igual manera lo son el estrés y los problemas ambientales, como la contaminación. Pero hay otro punto de vista también: las hormonas.

Los estudios realizados en niños demuestran que en los pre-adolescentes, los niños reportan un poco, pero el significativamente mayor porcentaje de migrañas es en las niñas. Cuando las hormonas están alocadas, hay cambios químicos y cambios de humor de la pubertad, sin embargo, las cifras cambian notablemente y de manera espectacular: se trata de que afectan mucho más a las niñas que los niños. Y esta tendencia continúa en la edad adulta: las estimaciones actuales sugieren que las mujeres son alrededor de tres veces más propensas a sufrir de migrañas que los hombres.

Curar el problema

Cómo curar y evitar las migrañas
Elegir tu tratamiento. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Tal vez sea tu edad, tu ajetreada vida, los genes o simplemente el resultado de la mala suerte que te está constantemente atormentado con las migrañas. Pero, cualesquiera que sean las razones para ello, es el momento para tratar de hacer algo para que desaparezcan temporal o con suerte, permanentemente. A pesar de lo que mucha gente podría pensar, la aspirina que puede hacer maravillas en el corazón relacionado con situaciones de emergencia, tales como la rapidez para ayudar a disolver los coágulos de sangre, no ha demostrado mucho éxito cuando se trata de encontrar una cura para las migrañas. O, más bien, en tu caso no es así. Tomada con una pequeña cantidad de cafeína, la aspirina ha logrado un éxito notable. Y aún hay más.

Algunas personas que sufren migraña son fieles a la Codeina, un opiáceo que tiene una tasa de éxito demostrable en la disminución de los efectos de la sensibilidad. Y la sensibilidad al sonido, la luz y el olor, son cuestiones claves que se sabe han desencadenado ataques de migraña.

La mayoría de la gente, muy comprensiblemente, probablemente encontrarían desalentador y atemorizante la idea de la cirugía para combatir las migrañas. Pero si nada de esto funciona, una operación puede ser la solución. La extracción de los músculos y la cauterización de los vasos, de las zonas sensibles al dolor que juegan un papel importante en la aparición y desarrollo de las migrañas, ha ayudado a más de unos pocos enfermos.

Luego están los métodos mucho más realistas: ya que las migrañas pueden ser causadas ​​por la luz brillante, asegúrate de que las luces del dormitorio se apaguen cuando te vas a la cama. Y no duermas mucho. Trata de no comer chocolate, ya que hay una larga sospecha de que promueve las migrañas. Y evita el vino tinto, que perjudica a muchos.

Consejos y advertencias

  • Trata de evitar el estrés. Siempre duerme con las luces apagadas. Mantente alejado de chocolate. Habla con tu médico acerca del tratamiento. Considera las terapias alternativas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles