Cómo curar una fractura ósea

Escrito por charlotte johnson | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Recuperarse de una fractura ósea puede ser doloroso y frustrante. El proceso de curación requiere tiempo, descanso y energía proveniente de la alimentación. El tiempo que le lleva a un hueso roto sanar depende de la localización y severidad de la fractura. Si sospechas que puedes tener un hueso roto, siempre consulta a un médico o concurre a la sala de emergencias. La mayoría de los huesos rotos necesita algún tipo de yeso o aparato ortopédico para asegurar que la recuperación comience. En cuanto al proceso de curación, hay muchas formas de ayudar al organismo a llevarlo a cabo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un yeso u otro aparato ortopédico (posiblemente)
  • Alimentos saludables
  • Un multivitamínico

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Descansa. Mantén inmovilizado el hueso fracturado tanto como sea posible. Si tu doctor no usa un yeso o un elemento ortopédico, podría utilizar un simple entablillado para inmovilizar la zona. Si por alguna razón no hay ningún elemento que evite el movimiento, deberás evitar cualquier actividad que implique mover esa parte de tu cuerpo. Esto puede incluir el uso de muletas, una silla de ruedas, reposo en cama o permanecer sentado la mayor parte del tiempo.

  2. 2

    Protege el área lesionada. Además de usar el yeso o aparato ortopédico, si fuera necesario, asegúrate de proteger la zona de cualquier tipo posible de trauma o injuria.

  3. 3

    Aumenta la cantidad de calorías que consumes. El cuerpo experimenta un aumento en la demanda de energía durante el proceso de curación. Habla con tu médico sobre la clase de dieta que sería mejor para ti. El consumo de calorías que necesitas dependerá del tipo y severidad de tu lesión así como de tu masa corporal y tu estado de salud actual. El adulto promedio consume cerca de 2.500 calorías por día. Una fractura puede necesitar aumentar este valor a 5.000 o 6.000 calorías para la curación apropiada.

  4. 4

    Consume más proteínas y calcio. Estos dos nutrientes son constituyentes esenciales del hueso. Las carnes magras son una buena fuente de proteínas. Los lácteos y los vegetales de hoja verde proporcionan una cantidad importante de calcio.

  5. 5

    Toma un multivitamínico diario para agregar un suplemento extra de nutrientes. El zinc, el cobre y las vitaminas C, D, K y B6 son importantes para el proceso de curación.

  6. 6

    Evita el tabaco y el exceso de alcohol. Estas sustancias pueden retrasar la curación y debilitar los huesos.

  7. 7

    Consulta a un médico especialista en deportes, quien podrá aconsejarte qué tipo de ejercicio puedes realizar (si es que puedes hacerlo) durante este proceso. El ejercicio impulsa la circulación y la salud del organismo en su conjunto, lo cual acelera la curación en este tipo de casos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles