Cómo curar la hepatitis C

Escrito por sue teresa tan | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

La hepatitis C es una enfermedad que afecta y daña al hígado. En la mayoría de los casos no existe una cura. Sin embargo, existen algunos casos en los cuales el propio sistema inmune del organismo es lo suficientemente fuerte como para curar la enfermedad. No obstante, la gente que padece de la misma sufrirá de una infección crónica del hígado. Los medicamentos ayudarán a eliminar el virus pero no hay garantías de que puedan curarla completamente. A continuación, algunas maneras de tratar la hepatitis C y de prevenir su recurrencia o su empeoramiento.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    La detección temprana es una parte importante de la cura de la hepatitis C. Sin embargo, es más fácil decirlo que hacerlo, ya que algunas personas afectadas no presentan síntomas. Si los hubiera podrían aparecer años más tarde, y entonces el daño puede ser serio. Así que, si comienzas a sentir náuseas, pérdida de apetito, dolor en el hígado (justo debajo de la caja torácica, en el lado derecho), fatiga, ictericia o color arcilloso, o deposiciones grisáceas, visita al doctor para que te revise.

  2. 2

    Haz una dieta que requiere que bebas de ocho a 10 vasos de agua por día, y evita la cafeína y las bebidas alcohólicas, las cuales te deshidratarán. Bebe jugos de vegetales así como porciones de grasas saludables como aceite de semillas de lino, aceite de oliva y aceite de soja. Estos aceites contienen ácidos grasos esenciales, los cuales tienen múltiples funciones y mantienen saludables el cerebro, el corazón y el sistema inmune.

  3. 3

    Considera utilizar métodos de limpieza del organismo como la limpieza del intestino, el control dental (amalgamas o coronas de níquel pueden ser un factor para tener hepatitis C), limpieza del riñón y del hígado. Para la limpieza del intestino puedes beber suplementos como Limpieza Final del Cólon, Colonix o PoopDoc. Para la del riñón puedes tomar té de semillas de sandía o té de barba de maíz, o seguir una dieta con jugo de limón natural. Para la limpieza del hígado puedes recibir enemas de café, vinagre o yogurt para eliminar las toxinas. También, puedes beber, diariamente, una combinación de aceite de oliva y jugo de limón.

  4. 4

    Transpira. El sudor elimina muchas toxinas de tu cuerpo y mantiene tus órganos funcionando sin problemas. Puedes lograrlo haciendo ejercicios regularmente.

  5. 5

    Consulta con tu doctor sobre intentar con una nueva cura para la hepatitis C: una inyección diaria de interferón de acción prolongada, también conocido como interferón pegilado, más píldoras de el antiviral ribavirina.

Consejos y advertencias

  • Realizar estos tratamientos puede significar un cambio en tu estilo de vida. Asegúrate de seguir el tratamiento que decidas con mucha dedicación.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles