Estilo

Cómo curar el mal olor de las axilas

Escrito por charmiane wilson | Traducido por irene cudich
Cómo curar el mal olor de las axilas

Levanta tus brazos con confianza con unos pocos pasos relacionados con el aseo.

John Foxx/Stockbyte/Getty Images

Las axilas son una parte del cuerpo humano a las que se ignora bastante, hasta que se convierten en una fuente de mal olor. El mal olor que emana de debajo de tus brazos es resultado de bacterias cuyo caldo de cultivo es la transpiración. Si bien esto es algo natural, también es algo indeseable y potencialmente vergonzante que se puede evitar agregando unos pocos pasos sencillos a tu rutina de aseo cotidiano.

Nivel de dificultad:
Moderada

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Gel de ducha o jabón desodorante
  • Antitranspirante
  • Rasuradora
  • 1 cucharadita de peróxido de hidrógeno
  • 8 onzas (237 ml) de agua

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Dúchate usando un jabón desodorante o un gel de ducha. Seca bien debajo de tus brazos.

  2. 2

    Aplica de inmediato un antitranspirante.

  3. 3

    Mantén secas tus axilas. Cuando trabajes al aire libre o hagas deportes, sécate periódicamente con una toalla.

  4. 4

    Lava la ropa que usas para hacer ejercicios frecuentemente. Las bacterias pueden cultivarse en la ropa que transpiras, cancelando los esfuerzos que hagas para quitar las bacterias de tu piel.

  5. 5

    Rasúrate las axilas. Esto puede reducir la presencia del exceso de bacterias, del sudor y del mal olor.

  6. 6

    Seca tus axilas con una toallita que hayas sumergido en una mezcla de peróxido de hidrógeno y agua. La solución debe contener 8 onzas (238 ml) de agua y 1 cucharadita de peróxido de hidrógeno.

Consejos y advertencias

  • Los desodorantes no te proporcionarán la misma protección que un antitranspirante.
  • Los desodorantes cubren el mal olor de tu piel pero no pueden prevenir la transpiración, que es un factor clave en la producción del mal olor.
  • El exceso de sudor y de mal olor que no responden a productos caseros o de venta libre pueden ser una señal de un problema más significativo. Consulta con tu médico para explorar otras opciones a fin de aliviar estos temas.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media