Cómo curar el melasma en forma natural

6
Ha sido de ayuda

El melasma, o manchas marrones, es un trastorno cutáneo común en el cual la melanina, el pigmento de la piel, está distribuido en forma desigual. El melasma puede afectar a cualquiera, aunque las mujeres de piel oscura poseen un mayor riesgo. El melasma puede ser causado por la sobreexposición a la luz del sol. También está directamente relacionado al uso de píldoras anticonceptivas, a la terapia de reemplazo hormonal y al embarazo. El melasma desaparece gradualmente en un periodo de siete a nueve meses después de haber completado la terapia de reemplazo hormonal, después de dar a luz o de suspender los anticonceptivos orales. El melasma no vuelve con el uso de estos medicamentos o con nuevos embarazos. Mediante el empleo de todos los recursos naturales mencionados a continuación, puedes tratar el melasma efectivamente y, naturalmente, sin tener que esperar varios meses.

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

Masajea suavemente las áreas afectadas con el gel de aloe vera. El aloe vera contiene una potente sustancia llamada polisacárido mucilaginoso (MPS), que suaviza y aclara las manchas marrones y otros descoloramientos. Aplica el gel de aloe vera sobre las zonas afectadas y masajea con movimientos circulares durante 15 minutos y déjalo toda la noche. Puedes comprar el gel de aloe vera en cualquier tienda de productos naturales que tengas cerca.

Paso 2

Frota diariamente las zonas afectadas con una mezcla de avena y leche. La avena es un exfoliante natural de la piel que puede aligerar las decoloraciones de la piel como el melasma. Mezcla una taza de avena cruda y un 1/2 taza de leche y masajea directamente sobre las zonas afectadas. Deja la mezcla de avena y leche sobre la piel durante unos 30 minutos. Enjuaga la zona con agua tibia y sécala con una toalla limpia.

Paso 3

Aplica todos los días una pasta de cúrcuma en las zonas afectadas. La curcumina es el ingrediente activo de la especia cúrcuma, ésta posee propiedades antioxidantes y aclara la piel. Mezcla entre cinco y seis cucharadas de cúrcuma en polvo con 10 cucharadas de leche. Añade una cucharada de harina de garbanzos para espesar la mezcla y así sea más fácil de aplicar sobre la piel. Masajea suavemente las zonas afectadas con la pasta y déjala reposar por unos 30 minutos, enjuaga y seca.

Paso 4

Masajea la piel afectada todos los días con miel y pasta de almendras. Las proteínas que contienen la miel y las almendras tienen un efecto aclarador de la piel. Añade una taza de almendras crudas sin sal en una licuadora con un 1/2 taza de miel. Mezcla hasta que se convierta en una pasta. Frota suavemente la mezcla sobre la piel afectada y deja actuar durante unos 30 minutos, enjuaga y seca.

Paso 5

Aplica jugo de limón sobre la piel afectada todos los días. Los limones contienen ácido cítrico, el cual, naturalmente, puede aclarar el pelo y la piel. Lávate las manos y estruja un limón fresco sobre las zonas afectadas, frota suavemente y deja actuar durante 20 minutos. Puedes aplicar el jugo de limón antes de aplicar cualquiera de los remedios mencionados anteriormente.

Consejos y advertencias

  • Debes consultar a tu médico antes de iniciar tu propio tratamiento para el melasma.

Referencias

Recursos

Comentarios

Más reciente