Cómo curar la neuropatía

Escrito por andrea lott haney | Traducido por ehow contributor

Lesiones tales como quemaduras o fracturas de huesos pueden causar lesiones en los nervios. A veces, la hipertensión o la diabetes, cuando no son tratadas, provocan este tipo de daño en todo el cuerpo. Síntomas de esta dolencia son el dolor u hormigueo en la zona afectada, la debilidad y el entumecimiento. Si los nervios dañados se encuentran en los órganos o en algún sistema del cuerpo -en lugar de en la piel o extremidades- el sistema digestivo, la presión arterial y la respiración podrían verse afectados. Tratar las enfermedades subyacentes que provocan estos daños en los nervios evitará que el mal se extienda y, en algunos casos, revertirá sus efectos. La medicación puede reparar el daño y aliviar los síntomas, mientras que la fisioterapia ayudará al paciente a recuperar la coordinación y la fuerza. En ocasiones es la cirugía la que puede reparar el daño.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Antidepresivos
  • Duloxetina o pregabalina
  • Una cinta de correr
  • Pesas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mantén la presión arterial por debajo de 120 mmHg la sistólica (número más alto) y 80 mmHg la diastólica (numero más bajo). La hipertensión pone al paciente en riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular o una isquemia cerebral (disminución del riego en los vasos sanguíneos), provocando problemas en los nervios, hormigueos, entumecimiento y debilidad en todo el cuerpo. La neuropatía diabética y las alteraciones isquémicas en el cerebro son las principales causantes de los daños nerviosos inducidos.

  2. 2

    Controla la diabetes. Se estima que más del 60% de los diabéticos sufrirán una neuropatía diabética, un daño nervioso generalizado causado por niveles de glucosa en sangre no controlados. Mantén estos niveles entre 80 y 120 mg/dl administrando a tiempo la insulina. Sigue una dieta baja en glucosa y mantén un peso corporal saludable para prevenir la neuropatía diabética y mejorar el daño causado por no controlar los niveles altos de glucosa en sangre.

  3. 3

    Toma duloxetina o pregabalina tal y como te lo indique tu médico. El FDA (Departamento de Control de Alimentos y Medicamentos) aprobó ambos medicamentos para tratar la neuropatía, especialmente la causada por la diabetes.

  1. 1

    Favorece la correcta curación de heridas y lesiones. Haz reposo y trata la piel lesionada como se te indique. En algunos casos, el daño causado en un nervio por una herida revierte al sanar esta. Los médicos esperan a que la herida se haya curado para recurrir a la cirugía o a otros tratamientos.

  2. 2

    Piensa en la cirugía como una opción. En algunos casos, la neuropatía causada por lesiones puede curarse volviendo a unir los extremos desconectados del nervio. En otros casos, los médicos utilizan el nervio de un donante para injertarlo en el extremos dañado; el nervio crece reconectándose y reparando el daño al mismo tiempo. Es algo común experimentar dolor o un hormigueo incómodo durante el proceso -es la señal de que el nervio está sanando-.

  3. 3

    Toma antidepresivos si así te lo indica tu médico. Estas sustancias trabajan en el cuerpo aliviando la neuralgia y que te las administren para curar el daño nervioso no implica necesariamente que estés deprimido.

  4. 4

    Siguiendo siempre las indicaciones de tu médico, sométete a sesiones de fisioterapia o haz algún tipo de ejercicio físico. La fisioterapia mejora la fuerza y la coordinación en pacientes que no pueden llevar a cabo tareas normales por culpa de la neuropatía. Tras una cirugía, alternar períodos de ejercicio con otros de descanso de la zona afectada facilitará el desarrollo del nervio y enseñará al paciente a utilizar de la mejor forma la parte de su cuerpo que ha sufrido la lesión. Camina sobre una cinta de correr para incrementar la fuerza y la resistencia, y para mejorar la sensibilidad de las extremidades inferiores. Para ejercitar las superiores, utiliza pesas cuando tu médico lo apruebe.

Consejos y advertencias

  • Coloca un arco protector en los pies de tu cama para proteger las piernas o pies dañados. Este arco es una estructura metálica sobre la que se apoyan sábanas y mantas para impedir que el roce irrite aquellas zonas donde el daño nervioso causa dolor y hormigueo.
  • A veces no hay solución ni mejoría en las neuropatías. Cuando el daño sea permanente, recurre a la rehabilitación y a la terapia psicológica para que te sea más fácil adaptarte a las nuevas limitaciones. Ten en cuenta que una consecuencia de la neuropatía es la disminución de la sensibilidad. Así que sé diligente a la hora de controlar si hay heridas o infecciones en tu cuerpo. Ser proactivo en este sentido evitará que un daño permanente en los tejidos provoque gangrena o amputación.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media