Salud

¿Se puede curar el páncreas gracias a una dieta?

Escrito por aubri john Google | Traducido por alejo beltzer
¿Se puede curar el páncreas gracias a una dieta?

Las frutas y verduras frescas ayudan a proteger tu páncreas de sustancias dañinas relacionadas con el cáncer.

Comstock Images/Comstock/Getty Images

Escondido detrás del estómago ligeramente curvado hacia abajo y hacia el intestino delgado se encuentra un órgano de forma extraña, pero vital llamado páncreas. Tiene dos funciones principales: la creación de enzimas digestivas y producir dos hormonas importantes para controlar su azúcar en la sangre. Sin un páncreas sano, puedes quedar vulnerable a una mala nutrición o enfermedad digestiva y metabólica como la diabetes. La dieta juega un papel importante en el mantenimiento y la curación del páncreas, pero no se puede curar una enfermedad pancreática grave solamente por medio de una dieta.

Otras personas están leyendo

Tipos de trastornos pancreáticos

La pancreatitis agudas o crónica se genera por la inflamación del órgano que provoca que sangre, la muerte del tejido pancreático, abscesos o líquidos tóxicos desprendidas por el páncreas a los vasos sanguíneos y otros órganos. Los ataques leves de pancreatitis pueden sanar con cambios en la dieta, pero la pancreatitis severa causa hemorragias internas garantiza la intervención médica. Entre las posibles causas de pancreatitis se incluyen el alcoholismo y la drogadicción, el tabaquismo, niveles altos de triglicéridos, factores hereditarios, infecciones y lesiones en el abdomen. Según la Fundación Nacional del Páncreas, el cáncer de páncreas es la cuarta y quinto causa más común de muerte por cáncer en hombres y mujeres estadounidenses, respectivamente. Es difícil de detectar y diagnosticar a tiempo, pero dependiendo de la etapa en la que esté el cáncer, puede ser controlado si se encuentra antes de extenderse. Una dieta saludable y un buen estilo de vida reduce el riesgo del cáncer de páncreas.

El papel de la dieta

Una dieta alta en grasa o azúcar, aumenta los triglicéridos en la sangre, lo cual es un riesgo para la pancreatitis. Cuando comes más calorías de las necesarias, tu cuerpo convierte el exceso de calorías en grasas de triglicéridos que se almacenan en tus células de grasas. Los triglicéridos elevados pueden perjudicar el funcionamiento del páncreas generando una pobre producción hormonal, lo que hace que el azúcar en la sangre se eleve más allá de los límites normales. El consumo excesivo de alcohol puede aumentar los triglicéridos en el torrente sanguíneo y afectar la producción de enzimas en el páncreas. Con el tiempo, el alcohol promueve un daño en el tejido pancreático, aumentando el riesgo de estrés oxidante y que se forme un cáncer.

Dieta curativa

Tus necesidades dietéticas pueden variar dependiendo del tipo de enfermedad pancreática, pero recibiendo los nutrientes básicos es importante en el proceso de curación. Limita el consumo de grasas saturadas y consume un total de 20 g de grasa o menos por día, según dice la Fundación Nacional del Páncreas. Las aves de corral al horno o a la plancha, pescado, frijoles y nueces son alimentos con grasas saludables para incluir en tu dieta en lugar de de carnes rojas con alto contenido de grasa, alimentos fritos o productos lácteos. Debes comer una dieta abundante en frutas y verduras rica en verduras de hojas verdes, cítricos, fresas, zanahorias, cebollas, brócoli y calabaza. Un estudio de 2005 publicado en "Biomarcadores con la epidemia cancerígena y su prevención" encontró que una dieta de alta producción proporciona nutrientes protectores que pueden frenar la progresión del cáncer de páncreas. Evita el consumo de alcohol y comidas altas en grasa y azúcar rellenas de alimentos procesados.

Otras consideraciones dietéticas

Síntoma de brotes incluyendo náuseas, vómitos, dolor abdominal y fatiga pueden hacerte difícil comer. Una dieta líquida puede estar indicada para proveerte de algunos nutrientes hasta que desaparezcan los síntomas y se pueda volver a los alimentos enteros. Las manzanas, el jugo o caldo de arándano y de verduras en general te puede ayudar mucho, pero consulta a tu médico para obtener recomendaciones para prevenir la desnutrición. La deshidratación puede aumentar el riesgo de los síntomas de brotes. Bebe mucho líquido todos los días como agua y bebidas deportivas con electrolitos para ayudarte a mantenerte hidratado.

Dieta preventiva

Los hábitos alimenticios saludables pueden protegerte de desarrollar problemas con el páncreas. Previene complicaciones futuras con una dieta bien balanceada que sea baja en grasas saturadas y alta en porciones diarias de frutas, verduras y granos enteros. Si bebes alcohol, hazlo con moderación, es decir, dos bebidas estándar o menos por día. Limita el consumo de alimentos grasos, procesados, incluyendo la comida rápida, aperitivos chatarra y carnes procesadas para el almuerzo. Elije ingerir frutas frescas o verduras para obtener el máximo valor nutritivo de los alimentos.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media