Cómo curar la piel con costras de mi gato

Escrito por tammy quinn mckillip Google | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo curar la piel con costras de mi gato
Si tu gato tiene picazón, manchas costrosas debajo de su pelaje, puede que esté padeciendo una grave enfermedad de la piel. (Plush Studios/Blend Images/Getty Images)

Si tu gato tiene picazón, manchas costrosas debajo de su pelaje, puede que esté padeciendo una grave enfermedad de la piel, alguna de las cuales puede ser seria si no se trata a tiempo. Tratar los síntomas hará que luzca mejor y más cómodo por un tiempo, pero a menos que no sepas qué es lo que está causando las costras en su piel, la enfermedad volverá poco tiempo después de que inicies el tratamiento.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Guantes de goma
  • Loción de calamina
  • Tintura de yodo
  • Crema de yodo
  • Una toalla y un jabón suave

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Enfermedades parasitarias

  1. 1

    Examina la piel de tu gato para ver si tiene signos de sarna demodécica o sarcópica. Busca zonas inflamadas, sin pelo o pústulas con secreción de sangre y olor fuerte. Estos son signos de sarna demodécica, que debe ser tratada por un veterinario. Otros síntomas de esta enfermedad son pérdida de pelo, zonas peladas alrededor de los ojos y secreciones de sangre. Tu gato también mostrará lesiones en la cabeza, los codos o dedos de las patas. Busca partes calvas, picazón persistente y espesa, si tu gato sufre de sarna sarcópica tendrá partes con costras en la piel. El veterinario examinará con un microscopio las costras para hacer un diagnóstico definitivo de sarna demodécica o sarcópica. Cualquiera sea el tipo de sarna que diagnostique, tu gato necesitará cremas medicinales para la piel y una medicación antiparasitaria.

  2. 2

    Busca señales de tiña, una enfermedad de hongos altamente contagiosa que afecta la piel de los animales o los humanos. Busca lesiones redondas u ovaladas sobre la piel de la cabeza de tu gato, del vientre u otras áreas del cuerpo que no tengan pelo. Las lesiones se hacen costras y tu gato pierde el pelo alrededor de ellas. Ponte guantes de goma cuando estés buscando los signos de la tiña, ya que es una enfermedad que se transmite a los humanos. Si encuentras que tu gato padece esta enfermedad, llama al veterinario y seguramente te prescribirá una medicación oral y tintura de yodo o un ungüento de yodo. Elimina el pelo de alrededor de la lesión y limpia a fondo las costras antes de aplicar el ungüento o la medicación líquida.

  3. 3

    Busca áreas duras llenas de agujeros en la cara, cabeza, orejas o patas de tu gato. Pueden estar causados por la tiña favosa, un parásito de hongos que se desarrolla en los folículos del pelo. Llama a tu veterinario si encuentras este tipo de lesión y usa guantes de goma cuando levantes a tu gato, ya que es una enfermedad contagiosa para los humanos. Pídele a tu veterinario una tintura de yodo o una crema de yodo para tratar a tu mascota.

    Enfermedades de la piel no parasitarias

  1. 1

    Aunque el eccema no es contagioso ni particularmente peligroso, sus síntomas son similares a los de otras enfermedades de piel más serias, por lo que el veterinario deberá hacer una evaluación microscópica de las células de la piel de tu gato para excluir parásitos. Una vez que está hecho el diagnóstico del eccema, probablemente debas aplicar una loción de calamina suave después de limpiar las costra con agua y un jabón suave. Tu veterinario quizás te sugiera que cambies la dieta de tu gato, ya que muchos ingredientes de la comida para gatos industrializada pueden contribuir a la irritación de la piel.

  2. 2

    Examina el cuero y la piel de tu gato para buscar rastros de caspa (parches escamosos y secos de la piel, de color gris o traslúcidos que se eliminan fácilmente al peinar o acariciar al gato). Las costras causadas por la caspa pueden presentarse cuando tu gato se araña sin descanso en un lugar con picazón. Cepilla a tu gato diariamente con un cepillo para gatos de cerda media y aliméntalo con una dieta rica en ácidos grasos Omega 3 para aliviar el síntoma de la piel seca y la caspa.

  3. 3

    Busca rastros de manchas o bultos rojos, llenos de pus en la piel de tu gato. Éstas pueden estar causadas por una enfermedad de la piel altamente contagiosa llamada Impétigo. Usa guantes de goma cuando examines a tu gato con pústulas ya que éstas se pueden romper y derramar la enfermedad a través del contacto. Si encuentras signos de esta enfermedad, lleva a tu gato al veterinario para que te recete un polvo antiséptico, y luego aplícalo sobre las pústulas luego de limpiar a fondo cada una.

  4. 4

    Si tu gato tiene picazón, escamas en la piel y está perdiendo su pelo en partes, pero no tiene pústulas abiertas o costras con olor en su cuerpo, puede estar sufriendo una dermatitis generalizada. Prueba modificar su dieta para incluir ácidos grasos Omega 3 y menos comida procesada. Limpia a tu gato con un paño húmedo y caliente varias veces al día y si los síntomas no desaparecen en una semana, deberás llamar al veterinario.

  5. 5

    Lleva a tu gato al veterinario si sospechas que puede ser alérgico a algo del ambiente. Las alergias pueden causar muchos de los síntomas vistos en gatos con enfermedades de hongos, bacterianas o virales, por lo que deberás revisar a tu gato si sospechas de alergias o alguna enfermedad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles