Cómo curar un queloide

Escrito por abraham robinson | Traducido por marcela carniglia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo curar un queloide
Los queloides también pueden estar potencialmente infectados, lo que podría suponer un grave riesgo para la salud, y generalmente requieren cirugía. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Los queloides son desagradables y, a veces, dolorosas cicatrices que se producen cuando el cuerpo reacciona a la presencia de una lesión, produciendo una cicatriz muchas veces más grande que la herida original. Los queloides también pueden estar potencialmente infectados, lo que podría suponer un grave riesgo para la salud, y generalmente requieren cirugía. Si bien muchos de los tratamientos comunes para los queloides sólo pueden realizarse en un hospital por un profesional médico capacitado, hay algunas cosas que puedes hacer en tu casa para ayudar a sanar un queloide. Lamentablemente, la mayoría de ellos tienen una eficacia limitada.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Mederma
  • Gel Hexilak / Contractubex
  • Revestimientos para heridas de gel de silicona
  • Vendajes

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Tratamiento del queloide

  1. 1

    Aplica las vendas de compresión sobre el queloide tan pronto como sea detectado. Aunque hacerlo puede hacer que tome tal vez hasta un año en ser efectivo, debería reducir el tamaño de la cicatriz significativamente. Este tratamiento funciona mejor en cicatrices recién formadas y es la mejor manera de prevenir nuevas formaciones.

  2. 2

    Trata el queloide con Mederma. Mederma es un gel tópico de cebollas. Aunque su eficacia no se ha probado en humanos (ha sido condicionalmente demostrado en conejos por A. S. Saulis, J. H. Mogford, y T. A. Mustoe en la Escuela Médica de la Universidad Northwestern en 2002), se dice que es capaz de reducir el tamaño de las cicatrices, así como hacerlas más suaves y menos perceptibles.

  3. 3

    Trata la cicatriz con gel Hexilak o Contractubex. Ambos productos químicos trabajan para reducir el tamaño de las cicatrices y se prescriben a menudo después de la cirugía para prevenir la formación de un queloide, y son bastante efectivos.

  4. 4

    Envuelve la cicatriz con un revestimiento para heridas húmedo hecho de gel de silicona. Esto debería reducir el tamaño del queloide con el tiempo, aunque puede aumentar la picazón.

Consejos y advertencias

  • Todos los tratamientos para queloides que puedes hacer tú mismo toman una gran cantidad de tiempo para hacer efecto y no son capaces de quitar la cicatriz por completo. Desafortunadamente, no hay ninguna bala de plata para el tratamiento de los queloides. Si intentas todas estas técnicas y aún no puedes reducir el tamaño de la cicatriz o piensas que puede estar infectada, consulta con tu médico. Un médico puede congelarla, usar tratamientos de radiación para removerla, extraerla quirúrgicamente o recetar inyecciones de esteroides o nuevos medicamentos (el uso de algunos medicamentos comúnmente utilizados en condiciones autoinmunes también pueden ser eficaces contra los queloides).

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles