Cómo curar las quemaduras provocadas por los chiles

Escrito por drew woods | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo curar las quemaduras provocadas por los chiles
La capsaicina de los chiles puede provocar quemaduras importantes. (Visage/Stockbyte/Getty Images)

La capsaicina, ingrediente activo de muchos tipos de pimientos, como los chiles, es una sustancia química inodora que les proporciona su sabor picante. Mucho de nosotros hemos experimentado el enrojecimiento, el picor y la sensación de ardor que se produce por una manipulación inadecuada de los chiles que contienen capsaicina. Si no reciben el tratamiento adecuado, las quemaduras provocadas por esta sustancia pueden durar horas, lo que puede hacer casi imposible realizar las tareas diarias e incluso dormir.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Hielo
  • Tomate
  • Leche
  • Alcohol de frotar
  • Bicarbonato sódico
  • Jugo de naranja, limón o lima
  • Jabón
  • Agua

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Aplica hielo directamente sobre la quemadura. Te ayudará a adormecer la zona afecta y a reducir el dolor que acompaña a este tipo de lesión.

  2. 2

    Corta un tomate por la mitad y aplica una de las mitades en cada una de las zonas afectadas. El ácido del tomate contrarrestará el contenido alcalino de la capsaicina y aliviará el dolor provocado por la quemadura.

  3. 3

    Llena un cuenco grande con leche y sumerge las manos en él durante 1 o 2 minutos. La leche es un remedio muy utilizado para curar las quemaduras provocadas por el chile y proporciona un alivio inmediato. Pero este alivio puede ser temporal, así que es posible que tengas que repetir los pasos.

  4. 4

    Lávate las manos con alcohol de frotar. Al parecer, proporciona un alivio inmediato para este tipo de quemadura. No obstante, como ocurre con la leche, el alivio que produce puede ser solamente temporal.

  5. 5

    Frótate las manos con bicarbonato sódico y luego lávatelas con agua y jabón. Otra opción es mezclar el bicarbonato sódico con el agua para crear una pasta que puedas aplicar directamente sobre la zona afectada.

  6. 6

    Llena un cuenco grande con jugo de naranja, limón o lima. Sumerge las manos en el jugo durante 30 segundos. El ácido cítrico hará que el aceite de capsaicina vaya directamente a la superficie de las manos. A continuación, lávate muy bien las manos con agua y jabón. Repite estos pasos si es necesario. Es posible que sean necesarios cuatro o cinco intentos para eliminar por completo el aceite de capsaicina de las manos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles