Cómo curar los quistes hepáticos

Escrito por lee tea
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Los quistes del hígado son bolsas de fluidos o aire que surgen del tejido hepático. También llamados "quistes hepáticos", estas formaciones benignas afectan al 5% del total de la población en los Estados Unidos. En la mayoría de los casos, estos quistes no necesitan un tratamiento quirúrgico. Sin embargo, en raras ocasiones, la remoción quirúrgica puede ser necesaria.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Diagnóstico y tratamiento de los quistes hepáticos

  1. 1

    Averigua qué tipo de quiste posees. Tu médico puede ayudarte a determinar esto. La ecografía o la tomografía computada (TC) son exámenes que un doctor puede sugerir para ver qué tipo de formación está creciendo en tu hígado. La mayoría de los quistes no requieren atención médica y desaparecerán espontáneamente. Los quistes simples son siempre benignos. Sin embargo, en ciertos casos pueden aparecer tumores quísticos. Estos son una variedad especial de tumores que se parecen a los quistes pero pueden volverse malignos (cancerosos) con el tiempo.

  2. 2

    Mantén una dieta sana, baja en grasas y que incluya abundante cantidad de frutas, vegetales, granos enteros, proteínas magras y lácteos descremados. Si tus quistes son simples y no presentas síntomas agregados como dolor o sensación de plenitud en el abdomen, estos se curarán por sí solos. Los quistes asintomáticos usualmente desaparecen en un lapso de varios días a semanas.

  3. 3

    Si tus quistes, diagnosticados como benignos, están causando dolor o molestias, si han crecido o se han infectado, deberías solicitar una cirugía para removerlos. Tu médico puede aconsejarte sobre la necesidad de extraerlos en forma quirúrgica. También te ayudará a programar la intervención. Esta cirugía es normalmente laparoscópica (se realiza a través de una pequeña incisión) y solo requiere hospitalización por un día. Los pacientes se recuperan por lo general en dos semanas o menos de esta cirugía mínimamente invasiva.

  4. 4

    Si una ecografía o TC han mostrado que posees tumores quísticos en el hígado, deberías solicitar una cirugía para extraerlos. Los tumores quísticos requieren una cirugía mayor, a diferencia de los quistes, que son removidos por laparoscopía. Aún en casos de malignidad (cáncer), el pronóstico de los pacientes luego de extraer los tumores es bueno, ya que la mayoría no son recurrentes.

Consejos y advertencias

  • El riesgo de reaparición de un quiste hepático es bajo. Una porción muy pequeña de la población (menos del 1%) padece una condición llamada "poliquistosis hepática", o EPH. Ésta puede provocar quistes benignos recurrentes en el órgano. El único tratamiento para esta enfermedad es el trasplante.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles