Cómo curar la rigidez del cuello y las mejillas

Escrito por aubrey bailey | Traducido por camila carbone
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo curar la rigidez del cuello y las mejillas
Los dolores en el cuello pueden llegar a ser muy molestos. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Los músculos del cuello y la cara mueven la cabeza de arriba hacia abajo y de un lado al otro, producen el habla y mastican los alimentos. Estos músculos pueden tensarse debido al estrés, la mala postura, lesiones, enfermedades o posiciones extrañas al dormir. Como consecuencia puedes sufrir dolores de cabeza, rigidez en el cuello, dolor al masticar y dificultad para realizar tareas cotidianas como manejar. Además de anti inflamatorios y relajantes musculares hay otras cosas que puedes hacer para reducir la rigidez del cuello y de los músculos del rostro.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 2 libras (900 gr) de arroz crudo
  • Una media tubular

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    En las zonas rígidas debes aplicar calor para incrementar el flujo sanguíneo y reducir la tensión muscular. Haz una bolsa caliente con 2 libras (900 gr) de arroz dentro de una media tubular. Anuda el extremo de la media y colócala en el microondas. Calienta a potencia máxima por 30 segundos. Si está muy caliente espera unos minutos o pon un paño entre tu piel y la media. Puedes aplicarte calor varias veces por día, pero nunca por más de una hora.

  2. 2

    Para disminuir la tensión muscular de la parte posterior del cuello lleva el mentón hacia el pecho hasta que sientas que esa zona tira. Si tienes dolores lleva la cabeza hacia arriba hasta que las molestias desaparezcan. Con el cuello flexionado lleva la oreja derecha hacia el hombro derecho, así estirarás los músculos de la izquierda. Para incrementar la elongación puedes empujar tu cabeza con suavidad hacia abajo, pon la mano derecha sobre el lateral izquierdo de la cabeza y empuja. Sostén por 10 segundos y repite el ejercicio del otro lado.

  3. 3

    Estira los músculos laterales del cuello. Con la vista hacia el frente, lleva el oído derecho hacia el hombro derecho hasta que, del lado izquierdo, sientas que el cuello tira. Para incrementar la intensidad del ejercicio, ejerce más presión a la cabeza con la mano derecha. Mantén por 10 segundos y repite 3 veces. Repite el ejercicio del lado contrario.

  4. 4

    Alinea la columna vertebral antes de elongar los músculos frontales del cuello. Siéntate derecho y une omóplatos. Lleva el mentón hacia atrás y mira hacia el techo hasta que sientas que el cuello tira. No apliques más presión en esta posición ya que hay estructuras en el cuello que pueden dañarse. Mantén por 10 segundos y repite 3 veces.

  5. 5

    Estira los músculos del rostro abriendo la boca tanto como puedas. Quizás bosteces durante el ejercicio. Con suavidad mueve la mandíbula de lado a lado mientras mantienes la boca abierta. Mantén por 10 segundos y repite 3 veces. Estos ejercicios pueden realizarse varias veces al día, con unas cuantas horas de separación entre cada sesión.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles