Cómo curar rodillas lastimadas

Escrito por ehow contributor | Traducido por maría florencia lorenzini
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo curar rodillas lastimadas
Curar rodillas lastimadas.

Definitivamente, durante la infancia son imposibles de evitar. En un momento u otro, todos los niños llegan a sus hogares con las rodillas lastimadas. Ya sea la prueba de haber montado una bicicleta nueva, o el resultado de una riña en el patio de juegos, tu tarea será la de componer la rodilla de tu hijo tal como te ocupas de todo lo que le duele. Es simple y está más relacionado con tus habilidades para consolar que con los primeros auxilios. Lee y aprende cómo curar lastimaduras en las rodillas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un paño de tela limpio
  • Vendas
  • Ungüento antibiótico o vendas con antibiótico
  • Agua tibia con jabón

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Consuela a tu hijo, háblale con calma, abrázalo y seca sus lágrimas. Aunque no sea una lesión grave, las rodillas lastimadas pueden ser muy dolorosas y pueden asustar mucho a los niños. Es más sencillo arreglar una rodilla lastimada en un niño relajado que en uno angustiado.

  2. 2

    Presiona sobre las heridas que aún estén sangrando. Utiliza papel de cocina limpio o vendas esterilizadas para presionar de forma suave pero firme sobre el raspón hasta que deje de sangrar.

  3. 3

    Limpia los restos que puedan haber quedado en la rodilla. Generalmente, restos de pequeñas piedras o vidrios pueden permanecer en la rodilla y necesitarás lavar la zona con agua tibia para limpiarla. Quizás necesites pinzas cosméticas para quitar las piezas más pequeñas que el agua no removió.

  4. 4

    Lava la zona afectada con agua tibia y jabón delicadamente. Puedes utilizar una toallita para asearse. Si tu hijo no te permite acercarte a la zona, llena la bañera y haz un baño de burbujas para limpiar sus heridas mientras juega.

  5. 5

    Aplica un ungüento antibiótico o una venda con antibióticos sobre la herida. Las vendas con antibióticos promueven el crecimiento celular al mantener la zona afectada más hidratada, esa es la razón por la que se aplica el ungüento con antibiótico debajo de una venda común. Las vendas con antibiótico no sellarán la herida eficazmente si se colocan sobre crema antibiótica.

  6. 6

    Las vendas en las rodillas previenen la formación de bacterias en los raspones. Mantén la venda hasta que se haya formado una costra pero, una vez que hayas quitado la venda, convence a tu hijo de no tocar la costra para evitar reabrir la herida.

  7. 7

    Alivia cualquier dolor remanente que pueda sentir tu hijo con bolsitas de hielo sobre su rodilla, o puedes darle paracetamol o ibuprofeno si el dolor persiste.

  8. 8

    Consulta con tu médico si la lastimadura no se recupera correctamente. Si el área afectada se ve de color rojo o si observas pus supurando del raspón, puede ser que haya una infección y deba realizarse otro tratamiento.

Consejos y advertencias

  • Es un error común el pensar que las rodillas lastimadas deben limpiarse con alcohol o agua oxigenada. Además de provocar un dolor mayor e innecesario, estos agentes pueden de hecho, inhibir el proceso de cicatrización.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles