Cómo curar una sartén de hierro fundido

Escrito por ehow contributor | Traducido por maría di nucci
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo curar una sartén de hierro fundido
Puedes curar el hierro fundido con aceite. (aceite oliva image by pistacho from Fotolia.com)

Curar una sartén de hierro fundido con aceite construye una capa protectora artificial, protegiéndola así contra el óxido. Sigue estos pasos para disfrutar tu sartén por muchos años

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Trapo
  • Lana de acero
  • Sal
  • Aceites vegetales
  • Jabón suave
  • Toallas de papel

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Frota una sartén nueva con lana de acero para quitar su capa protectora y lava con jabón suave y agua. (Si vuelves a curar una sartén vieja, simplemente frota con agua caliente y un cepillo).

  2. 2

    Usa una toalla de papel para cubrir la sartén con aceite vegetal.

  3. 3

    Caliéntala, descubierta, por 2 horas en un horno a 250 grados F (120 °C).

  4. 4

    Deja que se enfríe antes de usar.

Consejos y advertencias

  • Una vez que hayas curado una sartén, evita lavarla con jabón cuando sea posible. Límpiala en cambio, pasándole un trapo húmedo después de cada uso. Si debes lavarla, limpia con jabón suave, evitando detergentes y almohadillas de limpieza; enjuaga y seca inmediatamente después de lavar, luego aceita ligeramente con aceite vegetal.
  • Si la comida se pega a la sartén después de cocinar, frota una toalla de papel y un abrasivo como sal, luego vuelve a aplicar aceite. Guarda descubierta.
  • Si la comida comienza a pegarse en la sartén durante la cocción, vuelve a curarla.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles