¿Qué puede curar los sofocos, los "calores" y los sudores nocturnos propios de la menopausia?

Escrito por j. taylor ludwig | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué puede curar los sofocos, los "calores" y los sudores nocturnos propios de la menopausia?
No te dejes consumir. Busca ayuda. (Visage/Stockbyte/Getty Images)

Los "calores", sofocos o sudores nocturnos (cuando se producen en la noche) son un síntoma de la menopausia. Las fluctuaciones de los niveles hormonales hacen que las mujeres experimenten episodios de malestar con oleadas de calor, sudoración y ritmo cardíaco acelerado que pueden durar de dos hasta 30 minutos. Los sofocos pueden ocurrir varias veces al día un par de veces a la semana. Afortunadamente, hay varias curas y soluciones disponibles.

Otras personas están leyendo

Terapia de reemplazo hormonal

Los sofocos se pueden erradicar por medio de terapia de reemplazo hormonal sintética o natural. Las hormonas sintéticas suelen prescribirse para incrementar los niveles de estrógeno, ya que entre más elevados sean, menos episodios con sofocos se producirán. Las hormonas naturales se presentan en forma de reemplazos de hormonas bioidénticas que provienen de las plantas, pero que son iguales que las humanas. Estos productos se encuentran disponibles en forma de cremas que se venden sin receta. Tanto la terapia de reemplazo sintética como la natural, se utilizan particularmente en mujeres que experimentan la menopausia de manera súbita debido a una histerectomía.

Productos de soya

Los sofocos y los sudores nocturnos pueden ser aliviados por medio de una dieta a base de soja (soya). Los productos de soja tienen un efecto similar al estrógeno, que evita que los episodios con "calores" y taquicardia se produzcan. De acuerdo con el Dr. Barry Goldin, profesor titular y bioquímico de la Facultad de Medicina de la Universidad Tufts en Boston; sólo entre el nueve y el 10 por ciento de las mujeres japonesas sufren de sofocos, algo que no tiene comparación con el 50 por ciento de las mujeres estadounidenses y europeas que los experimentan. Goldin explica que esto se debe a que las mujeres japonesas consumen grandes cantidades de soja en sus dietas, la cual contiene estrógeno natural que alivia los malestares. La desventaja de la soja es que también se asocia con el cáncer de mama en mujeres con altos niveles de estrógeno y bajos de progesterona. Es necesario que las mujeres consulten a su médico antes de incluir la soja en su dieta con la intención de combatir los sofocos y sus síntomas relacionados.

Menor riesgo de enfermedades cardíacas

Cuando los "calores" se alivian en una mujer, también se reducen los riesgos de sufrir enfermedades del corazón. Algunos factores que incrementan el riesgo de enfermedades del corazón son el tabaquismo, la obesidad, el colesterol, la presión arterial alta y la diabetes. Las mujeres que dejan de fumar, que llevan una dieta baja en grasa, que pierden peso, hacen ejercicio y mantienen el colesterol y la presión arterial bajo control, no suelen experimentar las molestias propias de los sofocos. Las mujeres que eliminan el alcohol y la cafeína de sus dietas también experimentan menos de estos episodios, ya que ambos son estimulantes químicos que elevan la frecuencia cardíaca y la presión arterial, lo cual crea condiciones para que las molestias se produzcan.

Cremas de estrógeno

Los sofocos y los sudores nocturnos pueden curarse por medio del uso de cremas con estrógenos, ya que el aumento en los niveles de dicha hormona, siempre contribuyen en estos casos. Sin embargo, al igual que los productos de soja, cuando los niveles de estrógeno aumentan sin que lo hagan también los niveles de progesterona, hay una mayor incidencia de cáncer de mama, así como de coágulos en la sangre, accidente cerebrovascular y enfermedades del corazón. Busca el consejo de un médico especialista antes de usar cremas de estrógeno para tratar los síntomas de la menopausia.

Otros consejos

Las mujeres que practican ejercicios de respiración --que implican aprender a respirar de lenta y profundamente-- pueden reducir la incidencia de los sofocos a la mitad. Algunos instructores de yoga proporcionan técnicas para la realización de ejercicios de respiración profunda. También es bastante recomendable que trates de usar ropa de algodón que no se adhiera a la piel como lo hacen otros tejidos y que te acostumbres a vestir a base de capas de telas de modo que te sea más sencillo refrescarte durante un episodio.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles