DESCUBRIR
×

Cómo curar un tajine esmaltado

El tajine es un recipiente de cocina tradicional nómada marroquí hecho de terracota esmaltado y se lo utiliza como un horno portátil. Su distintiva tapa cónica extraíble se mantiene más fresca que el cuerpo superficial del tajine, el que se apoya sobre la estufa. Esto permite que se condense vapor en el interior de la tapa, lo que retiene la húmeda y evita que la comida se reseque. Para evitar la formación de grietas por el calor, es necesario que cures tu nuevo tajine para fortalecerlo antes de cocinar con éste por primera vez. El curado también elimina cualquier sabor de la arcilla de terracota.

Instrucciones

Comstock Images/Comstock/Getty Images
  1. Pon la tapa al tagine y coloca el recipiente en el fregadero. Cubre este último y su tapa con agua fría. Deja al tajine en remojo durante al menos una hora. Si tu fregadero no es lo suficientemente profundo para tratar ambas piezas al mismo tiempo, remójalas por separado.

  2. Retira el tajine del fregadero y sécalo delicadamente con una toalla suave para eliminar el exceso de agua.

  3. Vierte un poco de aceite en tu mano. Frota este líquido sobre todas las superficies interiores de ambas piezas del tajine.

  4. Vuelve a poner la tapa al tajine y pon este recipiente directamente sobre la parrilla en el horno frío.

  5. Gradúa el horno a 300 grados F (148,88 grados Celsius). Hornea el tajine durante dos horas.

Consejos

  • Los tajines esmaltados tradicionales no son aptos para lavavajillas. Lávalo solamente a mano.

Necesitarás

  • Toalla suave
  • Aceite de oliva
  • Parrilla