Curas naturales para el síndrome de intestino irritable

Escrito por kelli cooper | Traducido por irene cudich
Curas naturales para el síndrome de intestino irritable

Al IBS generalmente se lo trata con una dieta adecuada, control del estrés y tratamientos naturales.

BananaStock/BananaStock/Getty Images

El síndrome de intestino irritable (IBS, por sus siglas en inglés) es una condición en la que las contracciones musculares del tracto digestivo se vuelven irregulares y con falta de coordinación. Esto altera el movimiento normal de la comida y la materia residual. La Mayo Clinic calcula que aproximadamente 1 de cada 5 personas sufren de esta condición. A diferencia de los trastornos intestinales más serios como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, el IBS no causa inflamación ni aumenta la probabilidad de contraer un cáncer colorectal. Generalmente se lo puede manejar con éxito con una dieta adecuada, reducción del estrés y tratamientos naturales.

Otras personas están leyendo

Hierbas beneficiosas

El bálsamo de melisa y el té de romero alivian los calambres y los espasmos. El té de la corteza de olmo americano hace que el estómago produzca una mucosidad protectora. También hay varios tratamientos herbales que vienen en forma de tinturas y tabletas que también son útiles. Toma todo esto según las instrucciones que figuran en la etiqueta. La alfalfa líquida o en tabletas contiene vitamina K, que es necesaria para producir bacterias sanas para una buena digestión. La tintura de asafotida brinda alivio a la acumulación de gases y a la inflamación. Las tinturas de manzanilla y de jengibre detienen los espasmos estomacales y alivian las náuseas. El extracto de cardo mariano estimula la producción de bilis, que acaba con el estreñimiento. Las cápsulas de aceite de menta con un recubrimiento entérico alivian los espasmos. La hierba de San Juan calma la inflamación y la valeriana detiene los espasmos y ayuda a conciliar el sueño.

Fórmulas tradicionales chinas

Las siguientes mezclas se vienen usando hace mucho tiempo en la medicina tradicional china. El Calm the Stomach Powder ayuda al dolor abdominal. Four Gentlemen Decoction alivia las heces blandas. Minor Construct the Middle Decoction trata los dolores abdominales espasmódicos y la pérdida del apetito. PInellia Decoction to Drain the Epigastrium trata la diarrea, los molestos síntomas de llenura y pérdida del apetito.

Dieta recomendada

Evita alimentos con fibra insoluble como el salvado. El café, el té y el tabaco contienen productos químicos que incrementan la presión dentro de los intestinos, provocando inflación y gases y deben evitarse. Apártate de comidas endulzadas con jarabe de maíz y sorbitol. Son carbohidratos que no se absorben bien y pueden causar gases, hinchazón y dolor abdominal. Eliminar el trigo de tu dieta puede ser muy útil puesto que muchas personas que tienen esta condición tienen una resistencia a este. No comas inmediatamente antes de ir a la cama; en cambio, fija tu horario para dormir por lo menos 1 a 2 horas después de haber comido.

Suplementos recomendados

Toma las dosis sugeridas de zinc y cualquier multivitamínico que contenga ácido fólico y B12. Las personas que padecen IBS generalmente tienen deficiencia de estos nutrientes. La pancreatina es un extracto pancreático que ayuda con la digestión y reduce la inflamación. Tómala como se indica en la etiqueta. Entre comidas, toma un suplemento acidófilo que no contenga leche. Esta amistosa bacteria compite con las bacterias que empeoran el IBS.

Reducción del estrés

El estrés puede agravar en gran medida y a veces ser un disparador del IBS. Hay muchos métodos para reducir el estrés en tu vida. Hacer terapia puede ayudarte a elaborar algunos asuntos que pueden llegar a ser estresantes y a modificar conductas y reacciones. El yoga, la meditación y el ejercicio también son maneras efectivas de aliviar el estrés. Todos implican una conexión mente-cuerpo que puede ayudarte a centrarte y concentrarte en el momento. La relajación progresiva es muy útil para liberar el estrés y la tensión que sientes en el cuerpo. Comenzando por los pies, tensas y aflojas una parte del cuerpo por vez. La respiración profunda desde tu diafragma te ayuda a calmarte y también relaja tus músculos abdominales, que también pueden aliviar parte de la molestia física del IBS. Finalmente, una de las cosas más beneficiosas es sacar tiempo para realizar las cosas que disfrutas y que te hacen feliz.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media