Curas para los parásitos del cerebro humano

Escrito por china zmuida | Traducido por karolynne gardim
Curas para los parásitos del cerebro humano

Primer plano de un parásito.

Tabthipwatthana/iStock/Getty Images

Los parásitos son organismos oportunistas que viven fuera de su huésped. Las infecciones parasitarias que resultan en infecciones cerebrales son raras. Dependiendo del tipo de parásito, el tratamiento variará. Una infección parasitaria puede ser a menudo el resultado de un sistema inmune comprometido. Por ejemplo, las personas que padecen de VIH/SIDA sufren de toxoplasmosis, que puede luego conducir a encefalitis del cerebro.

Otras personas están leyendo

Toxoplasmosis

Tabthipwatthana/iStock/Getty Images

La toxoplasmosis es una enfermedad que generalmente ocurre en personas que tienen gatos. El parásito gondii toxoplasma se propaga a través de las heces infectadas y luego a otros anfitriones. Puede ser contagiada de los gatos a los seres humanos, cuando una persona cambia una caja de arena y luego se toca la boca. También puedes contagiarte toxoplasmosis por comer carne cruda. Una vez que el parásito viaja al cerebro, la encefalitis, una infección cerebral grave, puede ocurrir. Según la Clínica Mayo, como consecuencia de la infección, la desorientación, las convulsiones y la incapacidad para caminar o hablar pueden ocurrir.

Cura de la toxoplasmosis

Tabthipwatthana/iStock/Getty Images

En muchos casos, la toxoplasmosis puede no requerir ningún tratamiento. Sin embargo, si la infección es particularmente aguda, requiere medicación. Un medicamento contra la malaria conocido como pirimetamina puede ser administrado. Un antibiótico de sulfadiazina, también será recetado con la pirimetazina. Ésta tiene efectos secundarios graves tales como la posible intoxicación del hígado y la posible supresión de la médula ósea.

Tripanosomiasis africana

Tabthipwatthana/iStock/Getty Images

Los tripanosomiasis se transfieren a sus anfitriones por la picadura de una mosca tsé-tsé. También se conoce como la enfermedad del sueño. Esta enfermedad ocurre generalmente en las regiones donde la pobreza es alta y donde la atención médica es escasa. Hay dos tipos de tripanosomiasis. La brucei gambiense que se produce en África occidental y central, y la tripanosomiasis brucei rodesiense que existe en África oriental y meridional. Una vez que la infección llega al cerebro, es cuando los síntomas tales como la confusión y la falta de coordinación comienzan a manifestarse.

Cura de la tripanosomiasis

Tabthipwatthana/iStock/Getty Images

Dependiendo de la gravedad de la infección, diferentes medicamentos pueden ser administrados. Según la Organización Mundial de la Salud, entre más pronto el parásito es detectado, mejores son las oportunidades de cura. Los medicamentos utilizados en la primera etapa de la infección (cuando el infectado comienza a experimentar fiebre, dolor y dolor de cabeza) incluirán pentamidina y suramina. La pentamidina es utilizada para la T.b. gambiense, mientras que la suramina es utilizada para la T.b. rodesiense. Para las infecciones más graves o en la segunda etapa (cuando las infecciones comienzan a manifestar complicaciones), se utilizarán melarsoprol y elfornitine. El elfornitine es utilizado para la T.b. gambiense, mientras que melarsoprol es utilizado para ambos tipos de tripanosomiasis.

Neurocisticercosis

Tabthipwatthana/iStock/Getty Images

Las tenias, conocidas como taenia solium, provocan la cisticercosis. Una vez que el parásito entra en el cerebro, la afección se conoce como neurocisticercosis. De acuerdo con los Centros para el Control de las Enfermedades, la neurocisticercosis se produce como consecuencia de la falta de higiene. Cuando los cerdos en los países rurales son libres de vagar, el parásito puede viajar desde un animal hasta un anfitrión humano. Los huevos de tenia pueden propagarse a través de zonas contaminadas o a través de los alimentos y el agua. Después de que el huevo incuba dentro de su anfitrión, las larvas pueden viajar por todo el cuerpo y eventualmente, llegar al cerebro.

Cura para la neurocisticercosis

Tabthipwatthana/iStock/Getty Images

A veces, la neurocisticercosis no se cura, a menos que sea grave. Si la infección es grave, pueden ser administrados medicamentos antiparasitarios en combinación con fármacos antiinflamatorios. Si se inflama el cerebro, la cirugía puede ser necesaria para reducir la inflamación problemática. La eliminación de las larvas puede ser necesaria si los síntomas de infección, tales como confusión, falta de coordinación o convulsiones, se producen.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media