Curas para la tensión y el nerviosismo

Escrito por alissa kinney | Traducido por valeria garcia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Curas para la tensión y el nerviosismo
No dejes que te invada el nerviosismo. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

El nerviosismo y la tensión a menudo acompañan a momentos de estrés en el trabajo o en casa. Aunque no son tan graves como muchos trastornos de ansiedad, que pueden afectar seriamente la vida de un paciente, los síntomas de nerviosismo (como por ejemplo, la respiración superficial, los problemas para dormir, la sudoración, los latidos cardíacos frecuentes, etc.) pueden ser tratados y minimizados una vez que la persona aprende sobre los mecanismos adecuados que se pueden incorporar en su vida cotidiana.

Otras personas están leyendo

Técnicas de reacción

Cuando estás en una situación que crees que podría llevarte a ponerte nervioso o tenso, intenta calmarte inmediatamente antes de que estos sentimientos pueden intensificarse. Identificar a los causantes o situaciones que pueden provocar que te sientas nervioso, es crucial para encontrar una cura adecuada. Cuando sientes que tu eres el contribuyente, debes trabajar para reducir la presencia de esta situación en tu vida y empezar a pensar positivamente y calmar la respiración para combatir el nerviosismo. Debes recordar mantenerte racional y equilibrado en las situaciones y también considerar que los errores siempre se pueden arreglar, así como también considerar que sentirse nervioso, con tensión o tembloroso no te ayudará a resolver una situación y puede frecuentemente hacer que esa situación empeore.

Qué comer y beber

Los minerales tales como el calcio y el magnesio son conocidos por ayudar al cerebro a mantener la función normal y a relajar los nervios y por lo tanto las comidas naturales y los suplementos con esas vitaminas deberían ser consumidos para calmar los síntomas de nerviosismo. El alcohol y el azúcar pueden exacerbar el nerviosismo y el alcohol reducirá los niveles de magnesio en el cuerpo, por lo que el consumo de ambos productos deben mantenerse al mínimo por cualquier persona que experimenta estas situaciones.

Otras maneras de afrontamiento

Existen hábitos y mecanismos de control que se pueden incorporar en tu vida cotidiana con el fin de tratar el nerviosismo. Uno es el ejercicio, lo cual es el eliminador natural de la ansiedad y un impulsor del estado de ánimo. La meditación es otro método el cual puede reducir, o incluso vencer completamente, el nerviosismo, las tensiones y las sacudidas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles