La cúrcuma como tratamiento para la diabetes

Escrito por angie rayfield | Traducido por barbara obregon
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La cúrcuma como tratamiento para la diabetes
¿Los diabéticos podrán reemplazar sus jeringas con su repisa de especias? (Image by Flickr.com, courtesy of Nathan Forget)

Las investigaciones médicas recientes sobre nuevos tratamientos para la diabetes están considerando a la cúrcuma como una opción viable. Aunque es demasiado pronto para saber qué tan útil sería un aumento de cúrcuma en la dieta, la investigación es prometedora para las terapias complementarias.

Otras personas están leyendo

¿Qué es la cúrcuma?

La cúrcuma proviene de una planta perteneciente a la familia Zingiberacae, por lo que es un pariente cercano del jengibre. Su componente químico activo es la curcumina. Como especia, se utiliza por lo general en platos salados y la da a la comida un rico color amarillo dorado. Se ha utilizado en la medicina ayurvédica durante siglos.

Investigación sobre la diabetes

Los investigadores del Naomi Berrie Diabetes Center (Centro de Diabetes Naomi Berrie) del Columbia University Medical Center (Centro Médico de la Universidad de Columbia) encontraron que los ratones tratados con cúrcuma tuvieron mejor tolerancia a la glucosa y a la insulina y mejores niveles de glucosa en sangre.

Efecto anti-inflamatorio

Las investigaciones anteriores en el centro mostraron que las células inmunes llamadas macrófagos se encuentran en el tejido graso. Estas células producen moléculas de citoquinas que causan la inflamación en el páncreas y aumentan la resistencia a la insulina. Los investigadores teorizan que la curcumina inhibe los macrófagos, disminuyendo la respuesta inflamatoria.

Otros usos

La cúrcuma se ha utilizado en la medicina popular para aliviar la inflamación, cicatrizar heridas y aliviar el dolor. La curcumina se ha asociado con una pequeña, pero significativa disminución en el peso corporal y el contenido de grasa, incluso cuando el consumo de calorías no se corta.

Precauciones

La cúrcuma es generalmente segura. No hay toxicidades conocidas con dosis de hasta 12 gramos al día, aunque puede causar indigestión en dosis más altas. Los problemas hepáticos se han visto en los animales que recibieron dosis altas, pero no se han reportado casos en humanos. Las personas con problemas de vesícula biliar deben evitar la cúrcuma porque puede hacer que sus síntomas empeoren.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles