DESCUBRIR
×

Cómo hacer damascos deshidratados

Actualizado 21 febrero, 2017

Saca ventaja de la cosecha del verano y haz deliciosos damascos secos en casa usando un deshidratador. Usa los damascos secos en granola o dentro de recetas o simplemente cómelos solos como un bocadillo saludable.

Instrucciones

Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images
  1. Lava los damascos en un fregadero lleno con agua fría.

  2. Corta cada damasco en mitades usando un cuchillo para pelar.

  3. Llena bandejas dejando espacio entre los damascos para que circule el flujo de aire.

  4. Cuando las bandejas están llenas, ajusta la temperatura del deshidratador a los 135° F. (57,22°C)

  5. Los damascos están listos cuando están secos pero flexibles. Dependiendo de la humedad y grosor de la fruta, puede tomar entre 12 a 30 horas. Podrás necesitar sacar algunos damascos y continuar secando otros hasta que estén todos listos. Almacena los damascos secos en frascos de vidrio con tapa, tales como los frascos para conservas.

Necesitarás

  • Deshidratador
  • Damascos de temporada alta
  • Cuchillo para pelar