¿Cómo se daña una junta de culata?

Escrito por g.k. bayne | Traducido por maría florencia lavorato
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo se daña una junta de culata?
Junta de culata. (sena16 image by Jaume Felipe from Fotolia.com)

Otras personas están leyendo

No soples una junta (de culata)

Todos hemos oído este término en relación a nuestra propia reacción a algo que nos puede perturbar. Lo mismo es cierto para cualquier motor. Si hay algo que perturba al motor mecánicamente, puede soplar una junta de culata. La junta de culata es la parte más vulnerable de cualquier motor ya que sella parte de los elementos más inflamables del mismo.

El sello de la junta de la culata

La junta de culata sella los gases en el interior que se crean durante el ciclo explosivo del motor. Cuando la bujía enciende la mezcla de combustible y aire, se produce una explosión que impulsa el pistón hacia abajo y se traduce en movimiento en el vehículo. Si el sello está roto los gases se escapan entre el pistón y la culata. Esto causa una pérdida de potencia en el motor. La cabeza del motor es la parte que controla las válvulas. Estas válvulas se mueven en un orden determinado para permitir la mezcla de combustible entrante y el saliente de escape.

El calor es el peor enemigo del motor

Cuando un motor se calienta demasiado, las cosas comienzan a moverse de una manera que crea estragos en las partes metálicas. No mantener el nivel de aceite en la cantidad correcta crea fricción, lo que se traduce en calor. Un bajo nivel de aceite no puede realizar la función de quitar el calor del motor. Muchos vehículos tienen refrigeradores de aceite integrados en el radiador para este propósito. Un nivel inadecuado de refrigerante es una de las principales causas de exceso de calor en un motor. Si el refrigerante no puede eliminar el calor, éste debe ir a alguna parte, generalmente al metal.

Cuando las cosas se calientan se deforman

Las juntas de culata se dañan cuando las cosas se calientan y una cantidad excesiva de presión comienza a aumentar. Esta presión generalmente se escapa en el lugar más vulnerable, la junta de culata. Otro efecto secundario del calor de un motor es que la superficie de acoplamiento de la junta de culata puede deformarse. En la mayoría de los casos es la cabeza y en el peor de los casos es el motor. Conducir mientras la temperatura del refrigerante está por encima del nivel normal hará que la cabeza se deforme. A medida que la cabeza se mueve, puede desgarrar la junta de culata y causar aún más daño a las superficies metálicas.

Dos cosas a tener en cuenta

Mantén siempre el aceite de tu vehículo en el nivel adecuado y cámbialo regularmente. También hay que tener el nivel de refrigerante correcto con refrigerante nuevo. Si soplas una manguera de refrigerante o el piloto de temperatura del motor se enciende, detente. Puedes salvarte de arruinar una junta de culata.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles