Dándole agua de más a los rosales y las hojas amarillas

Escrito por christie gross | Traducido por adriana de marco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Dándole agua de más a los rosales y las hojas amarillas
Riega a los rosales por la mañana (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Los jardineros caseros generalmente pasan largas horas cuidando y manteniendo sus rosales para asegurarse las flores más perfectas. Sin embargo, hay ocasiones cuando demasiado cuidado y mantenimiento les puede hacer más daño que bien. Mientras que las rosas necesitan mucha luz del sol y agua para crecer y desarrollarse, darles demasiada agua puede hacer que las hojas se pongan amarillas y las flores se marchiten. Lo importante es que recuerdes que las rosas no pueden tener demasiado de nada, ni agua, ni sol, ni fertilizante, o los resultados pueden ser descorazonadores.

Otras personas están leyendo

Selección del lugar

Planta las rosas en un lugar con sol en el que estén al reparo del viento. Las rosas generalmente necesitan por lo menos seis horas de sol directo para crecer y desarrollarse. Prefieren nutrientes de los suelos ricos en marga y que tengan también buen drenaje. Coloca a los rosales en canteros elevados en lugar de plantarlos en la tierra para evitar la saturación de las raíces. Evita el suelo con mucha alcalinidad y químicos que puedan restringir el crecimiento de la raíz.

Requerimientos de riego

En general, los rosales necesitan sólo una moderada cantidad de agua, la cantidad suficiente como para humedecer las raíces. Si les das demasiada agua a los recién transplantados, desde el principio, sus raíces no se establecerán completamente y se atrasará el crecimiento de la planta. Debes crear una pileta de irrigación ttemporaria hasta que las raíces se establezcan, unas 3 a 4 semanas luego de haberlas transplantado. Pasado este tiempo cubre la pileta con tierra. Una vez establecidas, riega alrededor de ellas y no del tallo para evitar darle demasiado agua. Si lo haces las animas a absorber el agua más rápido de lo que la planta necesita y el follaje se puede poner amarillo.

La profundidad a la que penetra el agua

Dale el agua suficiente a los rosales para que el suelo esté húmedo hasta 2 pies (60 cm) de profundidad. Una pulgada de agua es generalmente lo suficiente como para llegar a una profundidad de 12 pulgadas (30 cm) en los suelos de marga y unas 6 a 10 pulgadas (15 a 25 cm) en los suelos de arcilla. No riegues a los rosales otra vez hasta que el suelo esté seco y el follaje se empiece a enrular.

Agenda de riegos

El suelo arenoso flojo no mantiene el agua más que por 10 días durante la temporada de crecimiento de verano. Pero no es poco común que muestren signos de deshidratación en tan poco tiempo como 6 días, dependiendo de las condiciones climáticas. Los suelos margosos son ligeramente mejores que los arenosos para retener el agua. Las rosas plantadas en suelos margosos necesitan agua cada 8 a 15 días promedio. Sin embargo, durante los períodos de sequía y vientos fuertes, los suelos tienden a absorber agua más rápidamente y puede ser que los rosales necesiten agua adicional. Prueba el suelo tocándolo para sentir su sequedad. El suelo seco debe hacerse polvo fácilmente en tus manos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles