Daño por luz solar directa en un televisor con pantalla LCD

Escrito por clare edwards | Traducido por ana maría guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Daño por luz solar directa en un televisor con pantalla LCD
La luz solar directa puede dañar la pantalla de un televisor LCD. (Ryan McVay/Photodisc/Getty Images)

Evita colocar tu televisor de pantalla LCD, o pantalla de cristal líquido, donde sea golpeada por los rayos de la luz solar directa o usar tu televisor en exteriores. Estos televisores tienen que estar protegidos de la luz solar directa y fuerte. El calor del sol puede dañar físicamente este tipo de pantallas. Los rayos ultravioleta de la luz solar también pueden causar que los químicos del LCD se deterioren, acortando la vida útil de la pantalla.

Otras personas están leyendo

LCD

El LCD usa materiales especiales que cambian de forma a nivel molecular cuando una corriente eléctrica es aplicada a ellos. Una pantalla LCD de un televisor o monitor tiene un panel frontal compuesto de miles de pequeños puntos de cristal líquido. Toda la pantalla es retro iluminada por un panel fluorescente. En una pantalla a color, cada píxel está compuesto de tres puntos de cristal líquido, con cada punto enfrentado por un filtro de color: uno rojo, uno azul y uno verde para cada píxel. Los puntos de cristal líquido pueden ser transparentes u opacos dependiendo de qué colores son necesarios para hacer el color específico en un píxel.

Daño por calor

La luz solar directa que cae a una pantalla LCD puede causar que se caliente mucho. Igual que como un televisor LCD puede dañarse si instalas un radiador cercado u otra fuente de calor fuerte, la luz solar directa también puede afectar a tu televisor. La carcasa plástica de la pantalla puede deformarse por el calor. El cristal líquido en la pantalla LCD puede romperse, es decir, que la pantalla no funcionará. Otros componentes de la pantalla pueden no funcionar bien ya que no están diseñados para tolerar demasiado calor.

Luz ultravioleta

La luz solar contiene unos rayos ultravioleta fuertes, los mismos rayos que causan quemaduras solares. Estos rayos pueden dañar la larga cadena de moléculas orgánicas que componen los cristales líquidos, causando que las cadenas de moléculas se rompan. Los pequeños puntos que componen la pantalla no responderán más a la corriente eléctrica al volverse completamente transparentes u opacos, lo que significa que la luz pasará a través cuando no debería y la luz que debería pasar no lo hace. El daño es acumulativo; con el tiempo, un televisor LCD expuesto a unos fuertes rayos ultravioleta perderá definición, contraste y brillo.

Protección contra los rayos ultravioleta

El vidrio ordinario de las ventanas corta muchas frecuencias de la luz ultravioleta de los rayos solares, reduciendo la exposición para objetos que están adentro. Los televisores LCD están diseñados para soportar la exposición normal a la luz solar, pero si la pantalla es dejada en una brillante luz solar de una ventana o puerta abierta por largos períodos, su desempeño puede afectarse incluso si no se calienta.

Posicionar tu pantalla

Instala tu televisor LCD en una posición donde la luz directa del sol no lo golpee continuamente. Evita ubicaciones como en frente de vidrios o puertas de cristal. Igual que con la luz solar, mantén tu televisor alejado de radiadores, calentadores o fuegos abiertos. Aparte del posible daño a tu televisor, la luz solar fuerte que se refleja en la pantalla puede oscurecer la imagen, dificultando ver apropiadamente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles