Danzas cortesanas del siglo XVI

Escrito por kathleen cook | Traducido por josé antonio palafox
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Danzas cortesanas del siglo XVI
Los cortesanos reales disfrutaron de muchos tipos diferentes de bailes en la Europa del siglo XVI. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

La danza en el período del alto renacimiento refleja la opulencia, la cultura y las limitaciones de la época. Más que un pasatiempo social, la habilidad para bailar mejoraba la posición de una persona en la corte y determinaba la suerte para el matrimonio. Los maestros de baile a menudo emplearon fórmulas matemáticas para armar movimientos de baile que reflejaran la exploración y la iluminación de la era de los descubrimientos. Algunas de estas danzas sobreviven hoy en día, ya que algunos conjuntos y compañías de teatro preservan esta rica tradición histórica.

Otras personas están leyendo

Danzas de la corte isabelina

Los isabelinos disfrutaron de muchas danzas de corte consideradas subidas de tono en los países católicos. La reina Elizabeth popularizó la volta, que bailó con el conde de Leicester. Otras danzas isabelinas incluyen la pavana, la alemanda y las gallardas. En la juguetona volta, una serie de brincos y saltos requieren que la pareja se abrace. En el otro extremo del refinamiento, las mujeres bajaban los ojos y hacían una reverencia durante la pavana, para mostrar refinamiento y finura. Las parejas se tomaban de las manos durante la almán o alemanda, popular a mediados del siglo XVI, mientras que bailar las gallardas requería habilidades atléticas.

Danzas de corte de Europa

Muchas de las danzas campesinas se popularizaron en las cortes del siglo XVI. Del mismo modo, algunas de las danzas de la clase alta eventualmente se filtraron a los campesinos. Algunas de estas incluyen la branle y la pavana española, o pavaniglia. El intrincado juego de pies de la pavaniglia proporcionó a los bailarines la oportunidad de hacer alarde de sus habilidades. La danza matachín incorporaba espadas al baile, y una amplia variedad de danzas Bali empleaban ecuaciones matemáticas. Los artesanos dibujaban triángulos y otros símbolos en los pisos del salón de baile para transmitir mensajes a los bailarines del Renacimiento. El significado de muchos de esos mensajes hoy en día se ha perdido.

El primer ballet

Catalina de Médici apoyó la creación del primer ballet en 1581. Su maestro de danza, Baltasar de Beaujoyeax, conformó Le Ballet Comique de La Reine para un grupo de 10.000 invitados. El gran número de secuencias de baile, las decoraciones elaboradas y el acompañamiento de poesía sirvieron conjuntamente para popularizar esta forma de danza. Los artesanos la repitieron a lo largo de las cortes de Europa y de Inglaterra, y los maestros de ballet ganaron consideración en el siglo XVI y posteriormente.

Maestros de danza del Renacimiento

Casi todos los aristócratas del periodo del alto renacimiento emplearon maestros de danza. Uno de ellos, Jehan Tabourot, escribió bajo el seudónimo de Thoinot Arbeau. Su Orquesografía, publicada en 1589, se convirtió en el manual más popular de su época. Describió detalladamente las danzas de los siglos XV y XVI, incluyendo extractos e ilustraciones para ayudar al dominio de la danza. La mayoría de los primeros maestros de danza creían que el movimiento humano era paralelo a los movimientos celestes del cosmos. Algunos también relacionaron los pasos de danza de su tiempo con varios textos antiguos. Por ejemplo, en Il Ballarino, escrito en 1581, Fabritio Caroso afirma que los pasos de baile de su tiempo pueden aprenderse examinando el ritmo y los versos de los escritores antiguos, como Virgilio. Los maestros de la danza permanecieron en el favor de las cortes durante todo el alto renacimiento y el periodo barroco del siglo XVII. Sus tratados siguen siendo una fuente de información útil acerca de los bailes de la época.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles