Cómo dar un baño de cama en un entorno hospitalario

Escrito por gail sessoms | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo dar un baño de cama en un entorno hospitalario
Los pacientes hospitalizados necesitan baños de cama cuando no pueden caminar y estar de pie. (Thomas Northcut/Digital Vision/Getty Images)

Un baño de cama es una parte importante de la atención médica para una persona postrada en cama debido a una hospitalización o incapacidad. La sensación de limpieza es un gran impulso a la moral de los pacientes hospitalizados, pero los baños de cama también ayudan a prevenir infecciones y otras condiciones. El proceso de un baño en la cama es un desafío en cualquier entorno. En un hospital, sin embargo, tienes la ventaja de un equipo especial o de unas manos adicionales que pueden ayudar. A menudo, un miembro de la familia o auxiliar de enfermería tiene sólo unos pocos suministros de baño y el conocimiento de las dolencias del paciente. Realizar el baño en la cama correctamente protege al paciente de daños y de la pérdida de dignidad.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Mesa, cesta o bandeja
  • 2 grandes cuencas
  • Mantas
  • Toallas
  • Paños para lavar
  • Guantes desechables de látex

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Ajusta la temperatura de la habitación para mantener caliente el paciente durante el baño y cierra las cortinas o persianas para la privacidad.

  2. 2

    Llena dos grandes cuencas o recipientes con agua caliente, una para lavar y otra para enjuagar. La temperatura del agua no debe superar los 115 grados Fahrenheit (46,11 ºC). Utiliza un termómetro de baño para medir la temperatura, especialmente si el paciente tiene una enfermedad que afecta a la capacidad para sentir la temperatura sobre la piel.

  3. 3

    Coloca las cuencas de agua, varias toallas grandes y un par de mantas grandes, toallitas, jabón y guantes de plástico sobre una mesa o una bandeja cerca de la cama del paciente. Coloca una toalla en cada cuenca. Ponte los guantes desechables.

  4. 4

    Tira de la sábana inferior hacia abajo hasta la parte inferior de la cama de manera que no se moje. Utiliza el procedimiento adecuado para la eliminación de la ropa de cama mientras el paciente está en la cama, mueve al paciente de lado a lado y levanta su torso. Retira las sábanas completamente si vas a poner sábanas limpias en la cama.

  5. 5

    Coloca una manta grande o toallas grandes bajo el cuerpo entero del paciente. Puede que tengas que mover al paciente de lado a lado para conseguir colocar la manta o toallas en su lugar. Cubre al paciente con una toalla o una manta y retira la sábana superior, dejando la cubierta superior en su lugar.

  6. 6

    Retira la ropa del paciente, a partir de la parte superior de su cuerpo. Ajusta la cubierta a medida que avanzas para mantener al paciente caliente y proporcionar privacidad. El paciente tendrá que estar de espaldas al comenzar el baño en la cama.

  7. 7

    Usa el paño del lavabo y, sin jabón, limpia un ojo suavemente limpiando el párpado desde el interior hacia la esquina externa del ojo. Seca los ojos con una toalla y repite el procedimiento en el otro ojo.

  8. 8

    Aplica un jabón suave en el paño desde la cuenca y lava la cara del paciente, las orejas y el cuello. Usa el paño de enjuague para eliminar el jabón y seca las áreas húmedas con una toalla.

  9. 9

    Lava la axila del paciente, el brazo y la mano en un lado del cuerpo mientras que el brazo descansa sobre una toalla enrollada. Enjuaga el jabón y seca las áreas húmedas con una toalla.

  10. 10

    Dobla la manta hacia abajo para revelar el pecho y el estómago y lava estas áreas con el jabón, enjuaga y seca bien con una toalla. Vuelve a cubrir el pecho y el estómago con la manta o una toalla.

  11. 11

    Mueve el paciente hacia arriba y lejos de ti para lavar sus hombros, espalda, las caderas, los laterales y hacia abajo a los pies y dedos de los pies. Enjuaga el jabón y seca las áreas húmedas con una toalla.

  12. 12

    Mueve el paciente hacia arriba y lejos de ti para lavar sus hombros, la espalda, las caderas, los laterales y hacia abajo con el pie y los dedos del pie. Enjuaga el jabón y seca las áreas húmedas con una toalla. Cambia el agua de las cuencas y cambia las toallitas y toallas, si es necesario.

  13. 13

    Muévete hacia el otro lado del cuerpo y repite el lavado, enjuagado y secado en la axila del paciente, el brazo y la mano y el cuerpo desde el hombro hasta el pie y los dedos.

  14. 14

    Lava los genitales del paciente rápidamente para limitar su malestar. Levanta la cubierta lo suficiente para revelar los genitales y lávalos con jabón, enjuágalos y sécalos. Enjuaga bajo los testículos de un hombre. Lava los labios de una mujer sin llevar a cabo una limpieza profunda o invasiva. Lava esta región inclinando su cuerpo o elevando sus rodillas.

  15. 15

    Retira las sábanas y las toallas húmedas y vuelve a colocar las cubiertas en el cuerpo del paciente con toallas secas o mantas. Agrega capas adicionales si es necesario para mantener al paciente caliente.

  16. 16

    Retira las sábanas y las toallas húmedas y vuelve a colocar las cubiertas en el cuerpo del paciente con toallas secas o mantas. Agrega capas adicionales si es necesario para mantener al paciente caliente. Viste al paciente y vuelve a colocar la ropa de cama.

Consejos y advertencias

  • Extiende una sábana inferior impermeable bajo el paciente para mantener el lecho seco para que pueda ser rehecho rápidamente después del baño. Los colchones hospitalarios son de vinilo, pero el vinilo húmedo puede prolongar el tiempo que se necesita para rehacer la cama.
  • Mantén la técnica en todo el baño en la cama, jabón, enjuague y secado. Usa una toalla para el lavado y otra para el enjuague. Enjuaga bien para evitar dejar residuos de jabón que sequen la piel.
  • Lava con un movimiento en la dirección del corazón del paciente para mejorar la circulación sanguínea.
  • Vuelve a cubrir al paciente con la manta o toalla rápidamente después del lavado para mantenerlo caliente.
  • Lava el cabello del paciente usando un tazón de champú y toallas debajo de la cabeza. Usa un champú suave, como champú para bebés y lava y enjuaga el cabello con varios cuencos de agua.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles