Cómo dar una buena introducción a un discurso personal

Escrito por karen nehama | Traducido por analia moranchel
Cómo dar una buena introducción a un discurso personal

Hablarle a una multitud puede ser desconcertante.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

No es ningún secreto que algunas personas se sienten incómodas al dar un discurso, en especial frente a un grupo grande. Sin embargo, estar de pie frente a una multitud de personas, no tiene por qué ser estresante para el locutor o aburrido para el oyente. Si alguien da una buena introducción a un discurso personal, esto ayuda a romper el hielo, a tranquilizar al locutor y, además, sirve como un puente natural hacia el discurso. Los invitados que escuchan la introducción, a su vez, se encontrarán conectados con lo que se dice.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Gotas para la tos
  • Un discurso escrito
  • Un podio
  • Un micrófono

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Memoriza tu introducción por completo. Puedes hacer leyendo repetidamente el texto. Leer el discurso a tu audiencia usando tarjetas o una página impresa hará que parezca que no te encuentras familiarizado con el tema.

  2. 2
    Usar un micrófono asegurará que todos en la sala te puedan escuchar.

    Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

    Ten listos algunos elementos que hagan que tu introducción sea más natural. Toma unas gotas para tos o bebe agua para humedecer la garganta antes de hablar. Recuerda descartar las gotas para la tos antes de empezar a hablar. Trata de conseguir un podio, si lo deseas, como apoyo en el que descansar ligeramente las manos. Piensa en usar un micrófono, si puedes hacerlo, para que tu introducción pueda escucharse.

  3. 3

    Considera la posibilidad de que alguien más llame la atención de la multitud y te ayude a tranquilizarte antes de empezar tu introducción.

  4. 4
    Mantén una expresión agradable para atraer la atención de la multitud.

    Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

    Acércate a la tarima con paso seguro, la cabeza levantada y la mirada hacia la audiencia para mostrarles a tus oyentes que eres alguien a quien merece la pena prestarle atención. Mantén una sonrisa en tu cara, si la ocasión es apropiada, pues todo el mundo se ve mejor cuando sonríe.

  5. 5

    Comienza la introducción con un comentario que llame la atención, que podría incluir una observación humorística si piensas que puedes hacerla funcionar y si es apropiada para el lugar.

  6. 6

    Utiliza un tono de conversación para demostrar, en aproximadamente tres líneas, lo que está a punto de discutirse. Agradécele a la audiencia por venir mientras dices tu introducción.

Consejos y advertencias

  • Contar un chiste que fracase podría arruinar tu introducción, así que piénsalo dos veces antes de usar el humor.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media