¿Cómo dar una pequeña dosis de diazepam a un gato?

Escrito por jane meggitt Google | Traducido por luciano ariel castro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Introducción
  • Introducción

    ¿Cómo dar una pequeña dosis de diazepam a un gato?

    Más conocido por su nombre comercial, Valium, el diazepam es un relajante para los seres humanos que se puede prescribir para los gatos por varias razones. Los gatos que sufren de convulsiones, ansiedad o falta de apetito -o muestran problemas de comportamiento, tales como la eliminación inadecuada o la agresión-, pueden recibir el medicamento. Tu veterinario debe determinar la dosis adecuada en función del peso corporal de tu gato. Dar una pequeña dosis de diazepam no difiere de la forma en que otras píldoras se le dan a tu gato, pero debes tomar precauciones debido a la naturaleza sedante y a veces paradójica de la medicación.

    El diazepam ayuda a aliviar la ansiedad en los gatos. (cat image by JASON WINTER from Fotolia.com)

  • 1 / 4

    El diazepam

    Uno de los primeros medicamentos contra la ansiedad desarrollados para los seres humanos, el diazepam se clasifica farmacológicamente dentro de las benzodiazepinas. Se encuentra disponible en tabletas de 2 mg, 5 mg y 10 mg, así como en forma inyectable, pero tu veterinario es probable que te recete pastillas para la administración en el hogar. Puede que tengas que romper una tableta por la mitad o en cuartos para dar una pequeña dosis de la droga a tu gato.

    Puede que tengas que romper una tableta por la mitad o en cuartos para dar una pequeña dosis de la droga a tu gato. (Paul Tearle/Stockbyte/Getty Images)

  • 2 / 4

    Almacenamiento y precauciones

    Guarda el diazepam a temperatura ambiente, manteniéndolo en un armario o en otra área alejada de la luz. No dejes de darle diazepam abruptamente a tu gato sin consultar con tu veterinario, ya que el gato puede sufrir síntomas de abstinencia difíciles si no se les quita la droga gradualmente. No le des diazepam a una gata preñada, o que se sospecha está embarazada o una madre lactante.

    No le des diazepam a una gata preñada, o que se sospecha está embarazada o una madre lactante. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

  • 3 / 4

    Administración de la píldora al gato

    Algunos gatos son fáciles para administrar píldoras -otros son casi imposibles-. A diferencia de los perros, la mayoría de los gatos no caerá en la trampa de ocultar una pastilla de carne o queso, por lo que tendrás que utilizar los dedos o con una pistola de píldoras para llevar a cabo la tarea. Debido a que es una pequeña dosis, puede ser más fácil de tragar para el gato. Si tu gato es cooperativo, sostenlo erguido en tus brazos, abre su boca con los dedos e inserta la píldora, cerca de la parte posterior de la garganta. Rápidamente cierra su boca. Mantenla cerrada suavemente con una mano y acaríciale el cuello con la otra hasta que se la trague. Asegúrate de que se haya tragado la píldora. Observa durante varios minutos para ver que no esté esperando la oportunidad de escupir. Envuelve un gato que no coopera en una toalla o una manta pequeña, para que no puede luchar por salir de los brazos o de una mesa a medida que tratas de administrar la píldora. Si el gato muerde, trata de usar una pistola de píldoras y siempre envuelve al gato para tu protección. Inserta la píldora en la pistola de píldora en la boca del gato y dispensa la píldora rápidamente. Tu veterinario debe ser capaz de ofrecerte un arma píldora y demostrar la mejor manera de utilizarla con tu gato.

    Tu veterinario debe ser capaz de ofrecerte un arma píldora y demostrar la mejor manera de utilizarla con tu gato. (Comstock/Comstock/Getty Images)

  • 4 / 4

    Advertencia

    Siempre vigila a tu gato con cuidado después de la administración de diazepam. Asegúrate de que el gato está en una zona segura, donde no puede caerse accidentalmente cualquier cosa debido a falta de coordinación después de recibir el medicamento. Un pequeño porcentaje de los felinos reaccionan mal al diazepam, con la muerte como resultado de daño renal y hepático. Aunque esta reacción drástica y fatal es poco frecuente, el hecho de be tomarse en consideración para determinar si se debe usar este medicamento para tu gato. Pregunta a tu veterinario si existen alternativas más seguras si la posibilidad de esta reacción rara te preocupa.

    Siempre vigila a tu gato con cuidado después de la administración de diazepam. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles