Lifestyle

Cómo dar un testimonio breve

Escrito por marie jones | Traducido por mila guevarian
Cómo dar un testimonio breve

Es posible que desees compartir un breve testimonio con los miembros de tu parroquia.

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Al dar un testimonio cuentas una historia intrínsecamente personal con la que podrás inspirar, fascinar e incluso motivar a las personas que te escuchen a estrechar su relación con Dios. Puedes compartir tu testimonio con tu grupo de estudio de la biblia, con un amigo o ante toda la congregación de tu iglesia. Si no dispones de tiempo para comunicarles a los demás el testimonio de toda tu vida, opta por compartir con ellos una declaración breve que ilustre una importante lección que aprendiste gracias a la biblia o a la presencia de Dios en tu vida.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tarjetas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elige una lección particular que desees compartir. Dispondrás de un tiempo límite para dar tu testimonio, así que tendrás que centrarte en un único tema cuando cuentes tu historia. Por ejemplo, si vas a compartir con los demás un testimonio sobre la forma en que superaste una adicción sexual, debes evitar hablar sobre tu bautismo cuando eras un bebé o sobre la teología de la iglesia con respecto a los viajes de los misioneros. Céntrate por completo en esa historia concreta que deseas compartir y en la lección que aprendiste.

  2. 2

    Practica ante el espejo unas cuantas veces antes dar tu testimonio. Escribe los puntos clave en unas tarjetas que llevarás contigo; sostenlas mientras practicas ante el espejo. Esto te ayudará no solamente a relajarte, sino también a practicar apoyándote en las notas si te pierdes.

  3. 3

    Antes de hablar, relájate y respira profundamente varias veces. Habla con claridad y de forma audible. Evita dar tu testimonio a toda prisa; en lugar de eso, concéntrate en compartir tu historia de una forma que tu público pueda entender.

  4. 4

    Utiliza ejemplos concretos, pero evita dar nombres. El fin de compartir un testimonio es inspirar a los demás; por lo tanto, aunque debas dar ejemplos de la vida real, no nombres a las personas involucradas a menos que dispongas de su permiso expreso. Por ejemplo, si deseas contar cómo te enfrentaste al comentario mezquino que hizo determinada persona, probablemente no deberías decir su nombre, especialmente si también acude a la iglesia. Ten en cuenta que, si nombras a personas concretas, el público perderá la concentración en el tema y comenzará a pensar en dichas personas en lugar de en tu forma de superar el problema.

  5. 5

    Comparte algún versículo de la biblia que esté relacionado con tu testimonio. Háblale a tu público acerca de cómo te sentiste mientras experimentabas los hechos narrados y sé preciso cuando cuentes cómo la palabra de Dios llegó a ti en esos momentos. Por ejemplo, si vas a dar un testimonio sobre la superación del dolor por la muerte de tu padre, podrías compartir algún versículo sobre la muerte de Jesús o sobre el amor y el consuelo de Dios.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media