¿Cómo dar vuelta una puerta interior?

Escrito por jack s. waverly | Traducido por javier enrique rojahelis busto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo dar vuelta una puerta interior?
La dirección en que la puerta se abre se puede cambiar. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Si has vivido en varias casas, es probable que hayas pasado a través de puertas que se abren en el sentido equivocado. Esto puede ser el resultado de una remodelación, de una construcción de edificios viejos o incluso de una puerta que se ha reutilizado para cerrar una habitación. Para solucionar el problema, debes cambiar las bisagras que giran la puerta y la ubicación de la cerradura. El problema no es tan complejo como parece. La mayoría de las puertas interiores se pueden dar vuelta con algunas herramientas en unas pocas horas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un taladro
  • Una broca de destornillador
  • Una broca de taladro
  • Un lápiz
  • Un cincel de madera
  • Un martillo
  • Pasta de madera
  • Una espátula
  • Papel de lija

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Abre la puerta hasta su más amplia extensión. Quita los tornillos que sujetan la bisagra superior del marco de la puerta con la broca de destornillador conectada a tu taladro eléctrico. Guarda los tornillos en un recipiente para mantenerlos cuidados. Repite el paso para cada bisagra. Mantén las bisagras unidas a la puerta.

  2. 2

    Desatornilla la placa de refuerzo del marco con el taladro y la broca de destornillador. La placa de refuerzo es donde se coloca el pestillo de la puerta cuando está cerrada.

  3. 3

    Desatornille la defensa de la puerta si es que existe. Esta es una banda de metal a lo largo del suelo delante de la puerta. Gira la defensa en torno para que enfrente a la dirección opuesta. Vuelve a atornillar la defensa de la puerta en su posición. Omite este paso si no hay defensa.

  4. 4

    Gira la puerta para que enfrente la dirección opuesta. Las bisagras deben estar en el lado opuesto del marco. Alinea la puerta con el marco de modo que las bisagras queden contra el marco. Traza el contorno de las bisagras en el marco de la puerta. Traza los orificios de los tornillos de las bisagras en el marco. Retira la puerta. Debes tener los contornos de la posición de cada bisagra y la posición de los tornillos en el marco.

  5. 5

    Perfora agujeros piloto para cada hoyo de tornillo de cada bisagra en el marco usando los trazados como guía.

  6. 6

    Cincela 1/8 pulgadas (3 mm) del marco donde estén los contornos de las bisagras con un cincel y un martillo. Con esto estás haciendo las muescas en el marco de las bisagras. Ajusta el cincel contra el borde del marco y golpea el extremo del mango con la cabeza de un martillo.

  7. 7

    Alinea la puerta con el marco. Coloca las bisagras en las áreas cinceladas con la puerta en posición abierta. Puede que tengas que cincelar más madera si las bisagras no se asientan a ras con el marco. Atornilla las bisagras en el marco usando el taladro con los tornillos en los orificios piloto.

  8. 8

    Desatornilla el conjunto del picaporte con el taladro y la broca de destornillador. Saca el conjunto aparte. Invierte el conjunto de modo que el pestillo quede enfrentado a la dirección opuesta. Vuelve a montar el pomo de la puerta. Vuelve a atornillar el conjunto del picaporte en la puerta.

  9. 9

    Cierra la puerta para asegurarte de que encaja sin pegarse. Revisa la oscilación de la puerta varias veces. Ajusta las bisagras apretando los tornillos de la bisagra opuesta hasta apretar en el punto. Si la puerta se pega en la parte superior, ajusta la bisagra inferior y viceversa.

  10. 10

    Cierra la puerta por última vez. Marca la posición de la parte superior e inferior del pestillo situado en la marco de la puerta. Aquí es donde la placa de refuerzo irá. Alinea la placa en el marco con las marcas de modo que el borde biselado enfrente a la puerta. Traza el agujero de la placa en el bastidor con el lápiz. Retira la placa. Taladra en el marco en la posición del agujero con una broca de perforación de 1 pulgada (2,5 cm). Haz un agujero lo bastante profundo como para recibir al pestillo.

  11. 11

    Cincela un agujero alrededor del hoyo del pestillo con una profundidad de 1,8 pulgadas (4,5 cm) en la placa. Fija la placa de refuerzo al ras con el marco en el área del cincelado. Ajusta el área según sea necesario con el cincel y el martillo.

  12. 12

    Rellena las ubicaciones originales de la placa de refuerzo y de las bisagras con un relleno de madera y una espátula. Deja que el rellenador se seque. Lija el relleno ras con el marco con un papel de lija de grano medio. Vuelve a pintar el marco entero para cubrir la transición de textura.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles