Cómo darle al cobre nuevo una pátina azul

Escrito por nicole fotheringham | Traducido por irene cudich
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo darle al cobre nuevo una pátina azul
Envejece un objeto de cobre nuevo recubriéndolo con una pátina azul. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

Pátina es el nombre que se le da a la decoloración que se produce en los metales que han sido expuestos a los elementos. Las pátinas diferirán en cuanto a su color dependiendo del metal base así como de las substancias a las que ha sido expuesto. La decoloración sugiere antigüedad, y muchas personas prefieren los colores de la pátina al brilloso tono del cobre nuevo. Hay varias maneras de lograr una pátina azul o azul verdosa sobre una superficie de cobre antes de que el metal haya envejecido.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Sulfuro de potasio
  • Agua
  • Plato
  • Hisopo de algodón
  • Polvo amarillo de sulfuro
  • Vaselina
  • Gasolina (opcional)
  • Recipiente pequeño de plástico
  • Recipiente grande de plástico con tapa
  • Amoníaco líquido
  • Malla de alambre
  • Tijeras
  • Sal

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Método con sulfuro de potasio

  1. 1

    Mezcla una parte de sulfuro de potasio (K2S) con cinco partes de agua en un plato pequeño.

  2. 2

    Sumerge tus monedas o tu objeto de cobre dentro de la solución por espacio de unos minutos hasta haber logrado la pátina deseada. Enjuaga con agua limpia.

  3. 3

    Si el objeto es demasiado grande para que quepa en el recipiente, usa una esponja para aplicarle la solución. Enjuaga el objeto con agua limpia.

    Método del polvo de azufre

  1. 1

    Mezcla una parte de polvo de azufre con cinco partes de vaselina.

  2. 2

    Usa un hisopo de algodón para frotar la pasta sobre la superficie de tu objeto de cobre.

  3. 3

    Retírala cuando lograste la pátina deseada. Para retirarla fácilmente, coloca el objeto en suficiente gasolina como para que lo cubra. Retira y seca con un trapo.

    Método con amoníaco

  1. 1

    Coloca un recipiente pequeño de plástico lleno hasta la mitad con amoníaco dentro de un recipiente de plástico más grande.

  2. 2

    Corta una pequeña sección de malla de alambre que cubra el recipiente pequeño. Coloca tu objeto de cobre, que anteriormente fue lijado y enjuagado en agua salada, dentro de la malla de alambre.

  3. 3

    Rocía el objeto metálico con sal y colócale la tapa al recipiente grande. Déjalo varias horas hasta haber logrado la pátina de tu agrado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles