Cómo darle a un niño azitromicina

Escrito por china zmuida | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Introducción
  • Introducción

    Cómo darle a un niño azitromicina

    La azitromicina es un antibiótico que se utiliza para tratar ciertas infecciones, como las que se producen en el oído y la garganta o la neumonía. Este medicamento penetra en los tejidos afectados y va liberándose lentamente con el tiempo, por lo que puede seguir combatiendo la infección durante días, mucho después de que la dosis haya sido administrada. Dependiendo del tipo de infección que padezca tu hijo, la azitromicina le será administrada de uno a cinco días. Es posible que intentar dársela se convierta en una tarea difícil, ya que tiene un sabor horrible y puede provocar diarrea, dolor de estómago y náuseas. A causa de efectos secundarios, tu hijo puede mostrarse irritable y poco cooperativo a la hora de tomar el antibiótico. No obstante, es importante dárselo para poder ver progresos.

    Es posible que tu hijo se muestre poco cooperativo a la hora de tomar el antibiótico. (Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images)

  • 1 / 5

    Pídele a tu farmacéutico que le dé otro sabor al antibiótico de tu hijo si el que tiene no le gusta. Según Kids Health, en la farmacia pueden utilizar saborizantes (por ejemplo, de cereza o uva) para enmascarar el sabor de la azitromicina.

    Prueba a darle un antibiótico con sabor para que lo tome con agrado. (Visage/Stockbyte/Getty Images)

  • 2 / 5

    Dale la azitromicina a tu hijo junto con una pequeña comida. Este antibiótico puede provocar malestar estomacal si no se toma con algún alimento. Además, la comida favorecerá la absorción del medicamento por el organismo del niño.

    Ofrécele al niño un poco de comida con la medicación. (Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images)

  • 3 / 5

    Utiliza una jeringuilla calibrada si tienes un bebé que necesita azitromicina. Dirígela hacia el interior de la mejilla del pequeño para dispensar la medicación y así será más difícil que pueda escupirla.

    Dirige el chorrito del medicamento al interior de la mejilla. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

  • 4 / 5

    Pregúntale a tu pediatra sobre la conveniencia de utilizar un chupete dispensador de medicamento. Tal y como se indica en la página web Kids Health, este artículo lleva un pequeño dispensador unido al chupete para administrar el medicamento. Tu bebé podrá chupar el chupete y tomar su medicación al mismo tiempo.

    Prueba a utilizar un chupete con dispensador de medicamentos. (pacifier image by Jane September from Fotolia.com)

  • 5 / 5

    Consulta con tu pediatra para saber si puedes combinar el antibiótico de tu hijo con una pequeña porción de comida, como pudín o puré de manzana. La mezcla de la medicación con alimentos dulces hará que resulte más apetecible.

    Prueba el arte del disfraz. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

  • Más información

    Consejos y advertencias

    Enfría el medicamento del niño en el refrigerador si el pediatra lo permite. Desecha cualquier resto de azitromicina una vez que tu hijo haya terminado su tratamiento.

    No mezcles nunca el antibiótico de tu hijo con sus bebidas. Es posible que no tome la dosis completa. No le des a tu hijo restos de azitromicina de anteriores tratamientos. Dale siempre la dosis correcta de antibiótico. No utilices una cuchara para administrar los medicamentos. No podrás darle a tu hijo la dosis exacta. No le digas al pequeño que le está dando un caramelo. Podría confundir su antibiótico con una golosina y accidentalmente tomar una sobredosis si decide ingerirlo por propia iniciativa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles