Datos acerca de los bajos niveles de potasio y de hierro

Escrito por rachel nall | Traducido por carlos m. báez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Datos acerca de los bajos niveles de potasio y de hierro
La espinaca es una buena fuente de hierro para aquellos con deficiencia de dicho mineral. (spinach image by ivan kmit from Fotolia.com)

El potasio y el hierro son dos minerales que se requieren para mantener a tu cuerpo funcionando apropiadamente. Cuando tienes bajos los niveles de cualquiera de estos minerales, puedes experimentar efectos secundarios graves y a veces potencialmente fatales. El conocimiento sobre los síntomas causados por los bajos niveles dichos minerales te asegurará que puedas reconocer las señales de alarma antes que que tus niveles bajen demasiado.

Otras personas están leyendo

Niveles normales/bajos

Tanto los niveles de potasio como los de hierro pueden ser determinados mediante un simple análisis de sangre. El nivel normal de potasio en sangre va desde los 3,6 a los 4,8 mili-equivalentes por litro. Los niveles bajos de potasio (también conocido como hipocalemia) se definen como aquellos menores a 2,5 mili-equivalentes por litro. Los tests de anemia miden la cantidad de hemoglobina (la sustancia que mueve las células roja de la sangre) en el cuerpo. Los bajos niveles son considerados como cualquiera menor a 13 gr por decilitro. Sin embargo, una anemia severa ocurre cuando los niveles de una persona bajan a menos de 8 gr por decilitro.

Causas

Los bajos niveles de hierro aparecen cuando se ingiere una dieta insuficiente, luego de un crecimiento repentino, durante el embarazo o luego de haber perdido una cantidad significativa de sangre, tal como luego de una cirugía o debido a una herida. Las causas de un bajo nivel de potasio incluyen el uso de diuréticos, diarrea crónica, falla renal, vómito frecuente y abuso de laxantes.

Síntomas

Los síntomas de un bajo nivel de potasio incluyen debilidad, dificultad para mover los músculos, calambres musculares, constipación y, en instancias graves, el latido irregular del corazón. Por otro lado, la anemia puede no producir síntomas hasta que los niveles hayan bajado demasiado. Los síntomas de la anemia incluyen palidez, cansancio, falta de aliento, latido rápido del corazón, miembros fríos, uñas quebradizas y mareos.

Prevención

Una dieta saludable y con una variada selección de alimentos puede ayudarte a combatir tanto la anemia como la hipocalemia (excepto en casos de mal funcionamiento del organismo, como durante una falla renal). Los alimentos ricos en potasio incluyen bananas, salvado, granola, kiwi, lima, leche, duraznos, mantequilla de maní, judías y guisantes. Los alimentos ricos en hierro incluyen carnes (tales como el hígado), mariscos, frutas secas, nueces, judías, espinaca, granos enteros y alimentos fortificados con hierro.

Precaución

Aún cuando los suplementos de hierro o potasio pueden ayudarte a aumentar tus niveles de dichos minerales, también pueden venir acompañados de efectos secundarios perjudiciales. Por ejemplo, las píldoras de hierro pueden causar constipación y nausea. Aquellos que toman suplementos de potasio, pero siguen experimentando bajos niveles del mismo probablemente necesiten que se les administre potasio por intravenosa.

No dejes de ver

Recursos

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles