Datos de la carne descongelada

Escrito por heather clark | Traducido por cp mérida
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Datos de la carne descongelada
Carne en descongelación. (pork meat image by Maria Brzostowska from Fotolia.com)

No hay nada particularmente aterrador sobre el proceso de preparación de la carne, pero la carne en su etapa sin congelar y sin cocer lleva una mención especial. Sigue leyendo para obtener información acerca del correcto descongelamiento, almacenamiento y manipulación de carne cruda, así como los peligros potenciales de mal manejo de la misma.

Otras personas están leyendo

Advertencia

La carne está en su etapa más potencialmente dañina cuando está entre congelada y cocida. Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, los alimentos que están crudos y de origen animal son los más propensos a estar contaminados con microbios infecciosos. Las enfermedades transmitidas por los alimentos más comunes asociados con el vástago de carne cruda a partir de tres tipos de bacterias: Salmonella, E. coli O157: H7 y Campylobacter. Cualquiera de estas bacterias puede tener efectos moderados a severos en el sistema digestivo humano. Los síntomas más comunes son dolores abdominales, fiebre y diarrea. Los casos graves pueden incluir sangrado, anemia e insuficiencia renal. Además de las bacterias infecciosas, la carne cruda puede albergar los virus nocivos, tales como Calicivirus.

Lo que no se debe hacer en la descongelación

A veces, el tiempo es un factor. La mayoría de la gente han sido culpable de olvidarse de tomar la carne del congelador en el tiempo para descongelarla eficazmente para la cena. En estos casos, puedes ser tentado a tomar atajos para acelerar el proceso. Algunos de estos métodos puede poner en peligro la calidad de la carne y/o aumentar las posibilidades de contraer una enfermedad transmitida por los alimentos. Dejar la carne congelada en el mostrador que se descongele a temperatura ambiente no se recomienda, ya que esto puede volver a la carne en un caldo de cultivo para virus y bacterias. Descongelar carne en agua tibia o caliente para acelerar el proceso no es recomendable. Las temperaturas cálidas permiten que las bacterias se multipliquen en la superficie de la carne descongelada, mientras que las partes internas siguen descongelándose.

Lo que se debe hacer en la descongelación

El mejor método para descongelar la carne con seguridad es colocándolo en el refrigerador, ya que el truco de la temperatura fría detiene la multiplicación de los microbios dañinos. Cuando descongeles carne en el refrigerador, se recomienda que coloques la carne en un plato o bandeja para evitar la contaminación cruzada. Lo ideal sería que coloques la carne en el estante más bajo en la nevera y la mantengas alejada de alimentos listos para el consumo y los recipientes abiertos. Si bien este es el método más recomendado, es también el más lento, así que asegúrate de dejar suficiente tiempo para que la carne se descongele. Si la carne se envuelve y sella herméticamente, también puede ser colocada en un fregadero lleno de agua fría. El agua debe cambiarse cada media hora para mantener la temperatura fría. Si estás presionado por el tiempo, también puedes descongelar carne en el microondas en la configuración de deshielo. La temperatura no debe ser demasiado alta, ya que algunas partes de la carne puede cocinarse durante el proceso de descongelación y la calidad de la carne puede ser comprometida.

Periodo de validez

El tipo de carne descongelada determina la cantidad de tiempo que puede permanecer en el refrigerador antes de la cocción. Ten en cuenta, sin embargo, que toda la carne se deteriora rápidamente una vez que se ha congelado y descongelado. La carne molida de res, pavo o el pollo debe cocinarse a la brevedad posible después de que hayan sido descongelados. Filetes, asados ​​y chuletas potencialmente pueden permanecer en la nevera durante un máximo de cinco días. Una vez descongelada la carne se coloca en un entorno de temperatura ambiente, el marco de tiempo se reduce drásticamente. No se recomienda para la carne descongelada que permanezca en una encimera durante más de dos horas. Durante las estaciones cálidas y en ambientes cálidos, debes cortar por la mitad. Una vez que la carne ha sido descongelada, no debe volver a congelarse.

Limpieza

Para propósitos de salud y seguridad, cualquier superficie o utensilio que entra en contacto con la carne descongelada debe limpiarse a fondo. El plato o bandeja donde colocaste la carne a descongelar en el refrigerador puede ser lavado a mano o colocado en la lavadora de platos, junto con las tablas de cortar, cuchillos, pinzas y cubiertos. Si la carne se sienta directamente sobre un mostrador, la superficie debe limpiarse con un limpiador de superficies antibacterianas. Las esponjas o trapos deben lavarse inmediatamente con agua caliente. Para evitar la contaminación cruzada, la carne cocida la debes colocar en una bandeja diferente que la que utilizaste para la descongelación. Lo más importante, cualquier persona que se encargue de la carne cruda deben lavarse sus manos.

Consideraciones

Cuando se trata de algo potencialmente peligroso como la carne cruda, siempre es mejor errar por el lado de la precaución. Si no estás seguro acerca de cuánto tiempo se ha dejado reposar la carne a temperatura ambiente, lo mejor es que te deshagas de ella. Confía en tus sentidos. Si hay algo raro en el aspecto, el tacto o el olor de la carne cruda, la mejor opción es evitarla por completo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles