Salud

¿Por qué no se debe beber agua helada después del ejercicio?

Escrito por michael brent | Traducido por martin santiago
¿Por qué no se debe beber agua helada después del ejercicio?

Refrescante como es, el agua con hielo no se debe consumir después de hacer ejercicio.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Los expertos en salud coinciden en que es importante mantenerse bien hidratado durante el ejercicio bebiendo mucha agua antes, durante y después del entrenamiento. Las opiniones varían, sin embargo, sobre la temperatura a la que debe estar el agua, particularmente en relación con algunas teorías de larga data referidas al agua enfriada con hielo. Una teoría dice que beber agua helada después del ejercicio ayuda en la pérdida de peso, mientras que otra sostiene que no se debe beber agua con hielo inmediatamente después de hacer ejercicio, ya que la frialdad de hielo es una sacudida para tus órganos internos.

Otras personas están leyendo

Hidratación y ejercicio

La importancia de mantenerse hidratado durante el ejercicio no puede ser subestimada. La investigación publicada en la edición de 2007 de la Revista del Colegio de Nutrición de Estados Unidos, aconseja que la deshidratación puede tener un impacto negativo en las tareas tanto físicas como mentales. No sólo puede conducir la deshidratación a una disminución del nivel de rendimiento y un aumento de la sensación de esfuerzo, sino que también puede comprometer la integridad de la barrera sangre-cerebro, una barrera de difusión que impide la entrada de la mayoría de los compuestos que se encuentran en la sangre al cerebro.

Quemando calorías

El agua helada puede quemar calorías pues el cuerpo trabaja para elevar la temperatura del líquido ingerido a la misma temperatura que el cuerpo. De acuerdo con Roger Clemens, de la Facultad de Farmacia de la Universidad del Sur de California, el número real de calorías quemadas es casi insignificante. Como se cita en la página de Internet Chow, Clemens señala que, para quemar las calorías necesarias para perder una libra (0,45 kg), tendrías que beber 435 vasos de 8 onzas (227 cm3) de agua helada.

Agua helada

Según el Instituto del Corazón de Texas, beber un vaso de agua helada puede parecer atractivo, pero no es necesariamente lo mejor para tu cuerpo durante o inmediatamente después del ejercicio. Esto no se debe a que el agua fría "impacte" en tu cuerpo. Tiene que ver con la temperatura óptima a la que el cuerpo absorbe el agua. El instituto recomienda que, en lugar de agua helada, bebas agua fresca, ya que el cuerpo absorbe el agua fresca más rápido que el agua fría. Esto hidrata tu cuerpo más rápido. Una hidratación más rápida es especialmente importante durante el ejercicio, que puede provocar pérdida de fluidos rápidamente, especialmente si ejercitas en el calor.

Sin efectos adversos

William Evans, director del Laboratorio de Nutrición, Metabolismo y Ejercicio de la Universidad de Arkansas para las Ciencias Médicas, ofrece una opinión diferente. Según Evans, no hay efectos adversos por beber agua helada después de hacer ejercicio. Señala que los líquidos fríos salen del estómago más rápidamente que los líquidos calientes, lo que significa que los líquidos fríos trabajan más rápido para reemplazar los líquidos perdidos por la transpiración. Beber agua con hielo después del ejercicio, dice Evans, puede tener un efecto inmediato en la refrigeración del centro del cuerpo.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media