Cómo saber si se debe usar un lavado bucal luego de la extracción de las muelas de juicio

Escrito por alex lubyansky | Traducido por adriana de marco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo saber si se debe usar un lavado bucal luego de la extracción de las muelas de juicio
La recuperación de una extracción de tus muelas de juicio depende de tus acciones posoperatorias. (wisdom tooth image by Mat Hayward from Fotolia.com)

La extracción de las muelas del juicio puede ser un procedimiento relativamente indoloro. Pero muchas veces la gente experimenta complicaciones como sequedad en las cavidades que han quedado luego de la extracción. La clave real para el proceso de cicatrización en el posoperatorio incluye permitirle al proceso de cicatrización natural que despliegue su magia. Cualquier interferencia reduce las posibilidades de ese proceso. Los lavados bucales tienen un serio riesgo. Si te haces buches para enjuagarte la boca, puedes evitar que la sangre se coagule.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Sal
  • Agua
  • Un vaso
  • Una cuchara

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Evita la tentación de hacerte buches. A pesar de que siempre lo hagas para matar los gérmenes y tener buen aliento, los químicos que contiene el líquido pueden lastimarte. Usar un líquido bucal, que contiene alcohol, va a interferir con el proceso de coagulación. Debes evitar los buches por lo menos por 14 días luego de la cirugía para evitar complicaciones. Debes suspender los buches durante las primeras 24 horas. Si no lo haces puedes tener una severa sensación de quemazón y dolor.

  2. 2

    Mata los gérmenes de tu boca. No sólo los líquidos bucales matan los gérmenes de tu boca y previenen las infecciones. En su lugar, puedes usar agua tibia y sal. Vierte agua tibia (no caliente) en un vaso. Agrega 1 o 2 cucharadas de sal al agua. Mezcla con una cuchara. Entonces, pon un poco de esa agua salada en tu boca. Enjuágate. No te hagas buches como lo haces normalmente. Sino que mueve tu cabeza de lado a lado para no molestar el proceso de coagulación. Esto matará los gérmenes de tu boca y removerá los restos de comidas de alrededor de la extracción. Debes hacer estos lavados tres veces por día. Si realmente quieres matar las infecciones, lávate por la mañana, por la noche y luego de cada comida. Debes evitar los lavados con agua tibia salada durante las primeras 24 horas luego de la cirugía. Esto le dará la oportunidad a tu cuerpo de crear coágulos naturales.

  3. 3

    Lava tu boca con líquidos bucales recetados. Tu dentista puede prescribirte un líquido especial que contenga clorhexidina. Este líquido no molestará a la coagulación. No necesitarás usar el agua salada si tienes este líquido bucal. Úsalo por el tiempo que te ha recomendado el profesional.

  4. 4

    Vuelve a usar el líquido bucal. Luego de 14 días deberías estar lista para volver a usar el líquido bucal. Puedes mezclarlo con agua para facilitar el proceso. Aumenta gradualmente la proporción de líquido bucal en el agua hasta que vuelvas a tu rutina diaria.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles