Deberes de los ministros de la eucaristía

Escrito por alyson paige | Traducido por maría florencia lavorato
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Deberes de los ministros de la eucaristía
Los ministros de la eucaristía sirven a los sacerdotes y congregaciones Católicas (adoratrices du seigneur image by Mélissa Bradette from Fotolia.com)

Los ministros de la eucaristía, también conocidos como Ministros Extraordinarios de la Sagrada Comunión, ayudan a los sacerdotes a preparar y oficiar la eucaristía (la Sagrada Comunión) en la Misa. La eucaristía es el Sacramento Sagrado, que para los católicos y otras confesiones cristianas se convierte en el Cuerpo y la Sangre de Cristo con la consagración de las hostias y el vino por el sacerdote. Si bien los ministros de la eucaristía no son ordenados, sus funciones llevan un valor espiritual. Las funciones simples de un Ministro de la eucaristía desmienten un misterio espiritual y sagrado.

Otras personas están leyendo

Preparación

Un ministro de la eucaristía se prepara con reverencia para sus funciones solemnes antes de entrar a la sacristía, en donde residen los ornamentos y vasos sagrados de la eucaristía. Los ministros de la eucaristía deben vestirse apropiadamente para su servicio a la gente y para la eucaristía.

Deberes de los ministros de la eucaristía
Los ministros de la eucaristía, que desempeñan tareas sagradas, deben vestirse de manera adecuada. (sanctus image by Mélissa Bradette from Fotolia.com)

Antes de la procesión

Un ministro de la eucaristía llega a la capilla 15 minutos antes de la Misa. Todos los ministros deben ir a la sacristía para cumplir con el sacerdote. Después de registrarse, los ministros de la eucaristía determinan dónde se pararán para servir el pan y el vino. Antes de la procesión, todos los miembros están obligados a unirse al sacerdote en la oración.

Deberes de los ministros de la eucaristía
Los ministros de la eucaristía se reúnen en la sacristía antes de la Misa. (chapel image by horacio villamonte from Fotolia.com)

Procesión

La siguiente etapa de las tareas de un ministro de la eucaristía incluye la procesión hacia el santuario. De acuerdo con las instrucciones parroquiales para los ministros de la eucaristía de la parroquia de la Santísima Trinidad, el sacerdote puede pedir a un ministro de la eucaristía que lleve la cruz a la cabeza de la procesión, si un servidor del altar no está disponible. En ese caso, el ministro de la eucaristía pone la cruz sobre su pedestal en el altar. Después de la procesión, los ministros de la eucaristía deben inclinarse ante el altar después de que el sacerdote se incline y volver a sus asientos en la congregación.

Deberes de los ministros de la eucaristía
Los ministros de la eucaristía se unen a la procesión hacia la parroquia. (procession image by Jorge Chaves from Fotolia.com)

Distribución

Los ministros de la eucaristía proceden al altar para preparar la distribución de la eucaristía. Después de la consagración del pan y del vino, el sacerdote distribuye la eucaristía a los ministros de la eucaristía y ordena los cuencos y tazas en el altar.

La parroquia de la Santísima Trinidad, proporciona instrucciones para la distribución del cuerpo (el pan) y de la sangre (vino) de Cristo. Los congregantes forman fila ante los ministros de la eucaristía que distribuyen el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Un ministro de la eucaristía levanta la Hostia, diciendo con reverencia, "Cuerpo de Cristo." Después de esto, el ministro de la eucaristía sostiene el cáliz de la sangre de Cristo ante cada miembro de la congregación, diciendo: "Sangre de Cristo." Después de que el receptor bebe, el ministro de la eucaristía limpia el borde y gira la copa un cuarto de vuelta. Los ministros regresan las tazas y platos al altar después de distribuir la eucaristía a la congregación. Esto concluye las funciones del ministro de la eucaristía, a menos que sea designado para limpiar después de la Misa.

Deberes de los ministros de la eucaristía
Los ministros de la eucaristía distribuyen el pan y el vino en la Misa. (Holy bread image by Gianluca Ciralli from Fotolia.com)

Limpieza

La limpieza de los cuencos y tazas requiere de acciones específicas encomendadas por la Iglesia Católica. Después de la misa, los ministros de la eucaristía devuelven los recipientes y cálices a la sacristía. Ellos enjuagan todos los cuencos y tazas de la celebración eucarística. La parroquia de la Santísima Trinidad ofrece los pasos para limpiar las tazas y tazones. Los ministros de la eucaristía lavan los platos en el fregadero cubierto que desagua en el suelo. Los ministros no deben vaciar el vino consagrado en el fregadero. El ministro de la eucaristía o el sacerdote ha de beber el vino restante. El ministro de la eucaristía pone los paños con los que se limpió el cáliz y el sacerdote se secó las manos durante la eucaristía en un recipiente al lado del fregadero. Luego, lava cuidadosamente todos los elementos en un fregadero diferente y los seca.

Deberes de los ministros de la eucaristía
Los ministros de la eucaristía limpian los cálices y los cuencos después de la Misa. (calice 1 image by Nathalie P from Fotolia.com)

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles