¿Por qué debes evitar la menta durante el embarazo?

Escrito por maggie hira | Traducido por maría eugenia fernández
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Por qué debes evitar la menta durante el embarazo?
Los productos de menta, como los dulces y pastillas, pueden tener efectos negativos en tu salud si estás embarazada. (peppermint candies image by Margaret M Stewart from Fotolia.com)

La menta es una hierba que se utiliza para darle sabor al té, la goma de mascar, los dulces y las pastas de dientes. Ayuda a aliviar varios problemas estomacales, como la indigestión y la diarrea. También se ha utilizado para tratar la tos y los dolores de cabeza. Como la mayoría de las hierbas, la menta tiene ciertos efectos secundarios y puede causar reacciones adversas en algunos consumidores, particularmente en las embarazadas y las lactantes.

Otras personas están leyendo

Té de menta

Según la Dra. Tieraona Low Dog, directora de la medicina botánica del Centro de Medicina Integral de Arizona (Arizona Center for Integrative Medicine), no hay riesgos en tomar cantidades moderadas de té de menta durante las primeras etapas del embarazo. Sin embargo, durante las últimas etapas, particularmente en el tercer trimestre, el té de menta puede provocar problemas de salud, como por ejemplo aumento de acidez.

Aceite de menta

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud (National Institutes of Health), el aceite de menta no debe usarse durante el embarazo por su potencial tóxico. Además, no hay información suficiente sobre los efectos del aceite de menta en embarazadas que determinen si es seguro o no aún en pequeñas dosis.

Mentol

El mentol es un derivado del aceite de la menta, y consecuentemente deberías evitarlo si estás embarazada. El mentol se encuentra en productos comunes como en enjuagues bucales y pastas de dientes. En altas dosis, el mentol puede provocar úlceras en la boca, dificultad para respirar, lesiones en los riñones, alergias cutáneas, debilidad en los músculos y daños en la piel.

Reacciones alérgicas

Deberías evitar la menta si estás embarazada o estás planeando quedar embarazada debido a posibles reacciones alérgicas adversas. En casos severos, la menta puede provocar estrangulamiento bronquial, cierre involuntario de la garganta y dermatitis por contacto. Las mujeres embarazadas con enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE) deberían evitar el uso de productos de menta porque la menta empeora los síntomas de ERGE.

Interacción con otras drogas

Los productos derivados de la menta interactúan de forma negativa con otros medicamentos o suplementos que puedes estar tomando durante el embarazo. Habla con tu médico sobre los riesgos de beber té de menta o utilizar aceite de menta si estás tomando drogas para bajar la presión sanguínea, antiácidos o bloqueadores de los canales de calcio. El aceite de menta, en particular, puede afectar de forma negativa la forma en que tu cuerpo procesa ciertos tipos de medicamentos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles