Debilidad al hacer dieta y ejercicio

Escrito por antonius ortega | Traducido por ana maría guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Debilidad al hacer dieta y ejercicio
Sentirse débil al hacer dieta y ejercicio puede ser señal de un problema de salud. (tired image by Ralphele from Fotolia.com)

Ocasionalmente todos sienten un ataque aleatorio de debilidad durante un régimen de dieta y ejercicio ya que esta es la forma del cuerpo de reiniciarse o ajustarse a la carga de trabajo. Según la Federación Nacional de Entrenadores Profesionales de Estados Unidos, sentirte crónicamente débil o fatigado al hacer dieta y ejercicio por un tiempo prolongado puede ser señal de una infección, enfermedad o afección seria relacionada con la salud. Si te sientes más débil de lo usual durante un programa de dieta y ejercicio o si notas algún cambio en tu nivel de energía que dura más de unos cuantos días, ponte en contacto con tu médico.

Otras personas están leyendo

Entrenar en exceso

Una causa común de sentirse débil durante un programa de ejercicio es entrenar en exceso. Cuando comienzas un nuevo programa de ejercicio, puede que no sepas cuántas veces a la semana deberías entrenar o qué tan largas deben ser las sesiones. Según el Consejo Estadounidense del Ejercicio, entrenar en exceso puede causar deshidratación, la que hace que te sientas mareado, cansado y con nauseas. Hacer ejercicio en exceso también puede producir fatiga crónica en los músculos, lo que hace que sea imposible para los músculos mantener el ritmo con la cantidad de roturas que causas al hacer ejercicio. Intenta tomar una semana de descanso del entrenamiento para ver si comienzas a sentirte mejor. Si la debilidad persiste, ponte en contacto con tu médico.

Carbohidratos insuficientes

No comer los suficiente, principalmente carbohidratos, a menudo es la causa de que te sientas débil durante un programa de ejercicio y dieta. Las dietas bajas en carbohidratos han llevado a mucha gente a experimentar con maneras poco saludables de alimentarse, lo que a menudo lleva a una variedad de afecciones relacionadas con la salud. Los carbohidratos son la fuente principal de tu cuerpo de energía. Contienen vitaminas y minerales que mantienen la vida. Limitar los carbohidratos a niveles peligrosamente bajos puede producir hipoglicemia, malnutrición, atrofia muscular y fatiga.

Enfermedades

Si comienzas un régimen de dieta y ejercicio y notas que comienzas a sentirte débil o cansado, puede ser por una enfermedad sin tratar. Según la Universidad Estadounidense de Medicina del Deporte, algunos problemas médicos conocidos que pueden causar cansancio y debilidad son la anemia, la fibromialgia y la obesidad. Es posible que el estrés del ejercicio pueda hacer que la enfermedad se manifieste en los músculos débiles. Esto es especialmente cierto con la fibromialgia y la obesidad. Si sospechas que tu debilidad puede ser por una enfermedad sin tratar, busca atención médica.

Infecciones

Los cambios en la dieta y la actividad física puede bajar tus defensas inmunológicas, lo que te deja susceptible a las infecciones bacterianas, fúngicas o virales. Usualmente en un ambiente de ejercicio, una gran cantidad de gérmenes aprovechan tus bajas defensas y usan esta oportunidad para invadir tus sistema. Si el sitio en donde haces ejercicio no está limpio o es usado por otros, puede que tengas un virus que hace que te sientas débil por la infección. Una dieta inadecuada también puede hacer que tu sistema inmunológico se debilite si no estás consumiendo las vitaminas y minerales suficientes. Es mejor visitar a un médico si sientes que pudiste haberte expuesto a cualquier patógeno.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles